Su oncólogo nunca le dirá que el aceite esencial de incienso trata y previene cáncer



Los aceites esenciales son súper potentes y las aromaterapias pueden ayudarle a tratar casi cualquier dolencia. Estos aceites pueden ayudar en el tratamiento del cáncer y algunas personas los utilizan para reducir el estrés. Un aceite en particular puede afectar a las células cancerosas directamente, inhibir su crecimiento, e incluso desencadenar la apoptosis. ¿Alguna vez ha utilizado aceite esencial de incienso?

El aceite esencial de incienso se obtiene de la resina de incienso u olibanum tree. Las huellas de este aceite se han encontrado en los restos de las antiguas culturas egipcias y anglosajonas.

Si usted se pregunta por qué el aceite esencial de incienso es tan poderoso, sólo tiene que pasar por las siguientes propiedades:

Antiinflamatorio
Astringente
Antiséptico
Desinfectante
Digestivo
Expectorante
Diurético
Aceite esencial de incienso

La aplicación de este aceite es considerada como uno de los tratamientos naturales más potentes para el cáncer.

Las últimas investigaciones han demostrado su eficacia en el tratamiento de:

Cáncer de cerebro
Cáncer de mama
Cáncer de colon
Cáncer de páncreas
Cáncer de próstata
Cáncer de estómago

Según el Dr. Hsueh-kung lin, profesor asociado en el departamento de urología de la Universidad de Oklahoma, el aceite esencial de incienso tiene algunos usos increíbles:

El aceite esencial de incienso induce la apoptosis de las células tumorales de la vejiga. El aceite obtenido de boswellia sacra induce apoptosis de células de cáncer de mama, dejando las células sanas intactas.

El aceite de incienso sagrado reduce la señalización defectuosa y la regulación del ciclo celular que desencadena el desarrollo del cáncer.

El aceite esencial de incienso sagrado inhibe el crecimiento de las células cancerosas y detiene el desarrollo del cáncer, por lo que previene el desarrollo de cáncer y destruye los cánceres avanzados.

Los investigadores del centro médico de la Universidad de Baylor en Dallas encontraron que el aceite esencial de incienso puede destruir las células cancerosas debido a su capacidad para hacer que los genes promuevan la curación. Ellos creen que esta capacidad hace que el aceite esencial de incienso sea un excelente candidato para la prevención y el tratamiento del cáncer.

Según un estudio de 2011, este aceite es más seguro que los medicamentos. Se demostró que reduce la hinchazón del cerebro en un 75 por ciento en el 60 por ciento de los pacientes involucrados en el estudio.

El inmunólogo Mahmoud Suhail explica que el aceite de incienso exhibe poder sobre el código de ADN, señalando que "el cáncer comienza cuando el código de ADN dentro del núcleo de la célula se corrompe. Parece que el incienso tiene una función re-establecida. Puede decirle a la célula cuál debería ser el código de ADN correcto. El incienso separa el "cerebro" de la célula cancerosa, el núcleo, del "cuerpo", el citoplasma y ​​cierra el núcleo para detener su reproducción de códigos de ADN dañados". Esto significa mucho en la búsqueda de la cura definitiva.