El aceite que elimina el ácido úrico de la sangre, trata la ansiedad y detiene el alcohol y los antojos de cigarrillos



Durante siglos atrás, la gente ha estado utilizando especias de todo tipo para tratar numerosas condiciones de salud.

Desde entonces, un enfoque principal se ha puesto en todas las especias, incluyendo jengibre, pimienta de cayena y cúrcuma, dándoles la atención y la popularidad que merecen.

Sin embargo, entre todas las especias, se destaca en particular. Es la pimienta negra y se puede utilizar en cientos de maneras diferentes.

Esta especia esta algo socavada o subestimada por la ciencia moderna, aunque proporciona uno de los mayores beneficios para la salud que una especia puede dar. En realidad, las naciones antiguas solían comerciar con pimienta negra, intercambiándola como moneda.

La pimienta negra en sí es muy saludable y beneficiosa para el cuerpo, pero el aceite de pimienta negra sirve un papel aún mayor en el aspecto general de la salud.

Beneficios del aceite esencial de pimienta negra:


La pimienta negra está llena de numerosas cualidades de salud, incluyendo laxante, carminativo, antibacteriano, expectorante, antioxidante, antiinflamatorio, diurético, antiséptico, estimulante, antiespasmódico, rubefaciente, diaforético, febrífugo y otros.

Alivia el estómago: la pimienta negra puede desencadenar la secreción de ácido clorhídrico en el intestino y, como resultado, trata enfermedades como cólicos, estreñimiento y diarrea. La pimienta negra también reduce la aparición de gas y aumenta la micción saludable y la actividad de sudoración. Al hacerlo, las toxinas abandonan el cuerpo en poco tiempo.

Estimula la pérdida de peso: la pimienta negra disuelve fácilmente las células de grasa atrapadas dentro del cuerpo y permite al cuerpo disponer de ellas con facilidad.

Salud de la piel: se puede utilizar pimienta negra para disminuir o prevenir el vitiligo, una enfermedad de despigmentación que resulta en parches de piel blanca.

Mejora la respiración: la pimienta negra puede aumentar el rendimiento de las vías respiratorias y ayudar con la congestión nasal y la sinusitis. En realidad se deshace del moco nasal y flema que se encuentra dentro de los pulmones.

Elimina las bacterias: la pimienta negra ofrece cualidades antibacterianas que reducen la inflamación de las picaduras de insectos. Además, disminuye la expansión de las arterias y la limpia de las toxinas.

Propiedades antioxidantes: la pimienta negra está llena de compuestos que impiden la propagación de radicales libres, manteniendo así al cuerpo a salvo de graves problemas de salud, incluyendo daño hepático, irregularidades cardiovasculares y cáncer.

Salud neurológica: debido a la piperina, una sustancia que se encuentra en la pimienta negra, el organismo es capaz de evitar daños cerebrales y preservar su capacidad de memoria al máximo.

Aceite de pimienta negra se puede utilizar en muchas formas diferentes, incluyendo la inhalación, el consumo oral, la aplicación externa y demás.

Consumo oral

La pimienta negra se utiliza a menudo como enriquecedor de sabor en el mundo culinario, proporcionando así sesquiterpenos, que es un poderoso antioxidante que mejora el proceso de orinar y sudoración que además destruye las toxinas del cuerpo.

El aceite de pimienta negra estimula la secreción biliar, mejorando significativamente el proceso de digestión.

Aromáticamente / Inhalación

Si usted inhala el aceite de la pimienta negra, el cuerpo relajará automáticamente y le traerá serenidad. Se puede combinar con aceite de lavanda y enebro, para obtener efectos más favorables. Esto es especialmente importante para los fumadores.

Aplicación tópica

Cuando se combina con aceite portador, el aceite de pimienta negra alivia los músculos y previene los calambres. De esta manera, el cuerpo recibe cualidades antioxidantes, con el ácido áurico siendo descargado del organismo.

Cuando se aplica externamente, este aceite puede ayudar a las personas diagnosticadas con gota, artritis y reumatismo.