5 remedios para tratar las uñas encarnadas en tu hogar



Tener una uña encarnada es una de las peores cosas que le pueden pasar. Es una condición en la que la uña se curva y crece en la piel, causando dolor, malestar, hinchazón, sensibilidad, enrojecimiento, irritación e incluso infección.

Sus uñas encarnadas pueden ser una cuestión de genética, calzado inapropiado y lesiones. Pero, usted puede utilizar algunos remedios naturales para mejorar su condición. Consulte a su médico y descubra qué es lo que funciona mejor para usted.

Estas son algunas buenas sugerencias


Aceite de árbol de té

Es un desinfectante asombroso. Añadir unas gotas de aceite sobre la uña afectada.

El pie empapado en vinagre de sidra de manzana

Agregue un cuarto de taza de vinagre de sidra de manzana a un poco de agua tibia y remoje sus pies en la solución. El vinagre de manzana impide las infecciones cuando se aplica directamente en el área afectada. Utilice su efecto antibacteriano para limpiar el área, pero tenga en cuenta que no puede curar una infección existente.

Baño de Sal de Epsom

Los baños de Sal de Epsom alivian la irritación, desinfectan la piel y ablandan las uñas. Remoje los pies en su baño de Sal Epsom regular durante 20 minutos.

Ungüentos antibióticos

Limpie los pies para evitar gérmenes y aplique un poco de ungüento antibiótico varias veces al día. Cubra con una gasa para evitar infecciones y gérmenes.

Seda y bola de algodón

Utilice sus pinzas o seda para levantar la uña un poco. Coloque una bola de algodón estéril en el área vacía y asegúrese de que no causa ningún dolor o malestar.

Fuentes: