El aceite de coco es asombroso, pero solamente si usted compra el tipo correcto: aquí está que buscar



El aceite de coco es uno de los milagros naturales más versátiles y beneficiosos, y probablemente lo ha usado para diferentes cosas. Es excelente para la piel seca, pelo rizado, celulitis, blanqueamiento de dientes, y muchos más.

Sin embargo, no todos los tipos de aceite de coco son los mismos. El gráfico siguiente explica las diferencias entre el aceite de coco virgen y refinado:

Virgen (aceite de coco virgen orgánico)

La carne fresca de coco se saca de la cáscara de coco. A continuación, se prensa en frío.
Caliente hasta 350 grados Fahrenheit
Hecho de cocos frescos
Sin refinar
Certificado orgánico y no-OGM

Refinado (aceite de coco refinado orgánico)

Se hace de carne de coco seca, o copra.
Caliente hasta 400 grados Fahrenheit
Hecho de cocos secos
Refinado al vapor, sin productos químicos
Certificado orgánico y no-OGM
Fragancia y sabor neutro

Sabor y aroma de coco

El aceite de coco se puede utilizar para cocinar y hornear, para el cabello, la piel y el cuidado del cuerpo. Usted puede utilizar ambos tipos, aceite de coco virgen y refinado, como prefiera.

El aceite de coco refinado es un poco mejor para cocinar, saltear y hornear, ya que tiene un punto de más de 400 grados. Su sabor neutro es también perfecto si no te gusta el olor a coco.

Ambas variedades tienen el mismo perfil nutricional, lo que significa que puede elegir lo que más le guste. Ambos tienen 63% de triglicéridos de cadena media, incluyendo 50% de ácido láurico, por lo que el aroma y el sabor hacen la diferencia principal.

Sin embargo, siempre que usted planea comprar aceite de coco, asegúrese de buscar las siguientes características:
Producto orgánico certificado 
Verificado no OGM

Si prefiere el aceite de coco virgen, asegúrese de que es prensado en frío, no blanqueado o desodorizado, y producido sin hexano.

Si tiene la intención de comprar aceite de coco refinado, debe ser refinado con vapor, y tratado sin productos químicos fuertes.

Fuente: fitlife.tv