Desinfla tu vientre y elimina todas las “cosas” pegadas con sólo unas cucharas de esto!



El físico óptimo es el resultado de numerosos factores. Aparte de los buenos genes y la apariencia juvenil, la nutrición, el régimen de ejercicios y los hábitos saludables todos los días juegan un papel clave en tener un cuerpo apto y tonificado.

Sin embargo, muchas personas a menudo toman medidas rígidas para lograr el cuerpo perfecto, aunque la solución es bastante más simple. Este artículo le mostrará cómo sólo dos ingredientes pueden llevarlo al vientre plano que siempre ha deseado.

Además, no tendrás que soportar la presión de morir de hambre o agotar tu organismo.

Aparte de esto, se las arreglan para incorporar un equilibrio saludable que prevendrá la hinchazón y el agua atrapada dentro del cuerpo. Lo mejor de este remedio es que es totalmente natural, fácil de encontrar y barato.

Todo lo que necesitas para preparar este elixir de fitness son los limones y un poco de miel mezclada con semillas de chía.

Es un hecho bien conocido que los limones son fuertes reforzadores de la salud, ayuda a deshacerse de las toxinas del cuerpo y el lavado de todo el exceso de líquido de ella. Además, los limones mantienen los virus y las infecciones lejos del cuerpo, lo que resulta muy útil en la temporada de invierno.

Aparte de los limones, las semillas de chía son increíbles con el suministro de nutrientes saludables para el cuerpo, mientras que juega un papel enorme en la desintoxicación del organismo también.

Por último, la miel mantiene el metabolismo en marcha y se encarga de mantener el cuerpo completo y activo.

Aquí está lo que necesitará:

Un vaso de agua;
Una cucharada de semillas de chía;
1 cucharada de jugo de limón;
1 cucharada de miel;

Preparación:

En primer lugar, colocar las semillas de chía en el agua y dejar que se asienten durante una hora. Escurrir bien y mezclar con los ingredientes restantes. Usando una licuadora, mezcle todos estos juntos durante unos segundos.

Beba este remedio por las mañanas con el estómago vacío. Los primeros resultados vienen en pocos días.

No olvide atenerse a su entrenamiento regular, pero evite sentir la necesidad de ejercitarse demasiado.