Aquí está todo lo que debe saber acerca de los trastornos de la tiroides! (signos, síntomas, causas y tratamientos)



La tiroides es una glándula endocrina situada en el cuello, que libera dos hormonas en la sangre, la triyodotironina (T3) y la tiroxina (T4).

Su función es regular el crecimiento, el metabolismo y la energía.

Los trastornos de la tiroides son comunes, y alrededor de 1 de cada 20 personas es propensa a sufrir de algún tipo de trastorno de la tiroides durante su vida. Sin embargo, a pesar de que todos pueden sufrir de ella, independientemente del sexo y la edad, las mujeres son más propensas a estas cuestiones.

Los trastornos de la tiroides son un resultado del desequilibrio de la hormona tiroidea y puede ser de dos tipos, el hipertiroidismo y el hipotiroidismo.

La primera ocurre en el caso de una secreción excesiva de la hormona tiroidea, y sus síntomas más comunes incluyen pérdida repentina de peso, problemas de sueño, ansiedad, irritación, nerviosismo, ritmo cardíaco rápido, diarrea y sensibilidad al calor.

Por otro lado, el hipotiroidismo ocurre en el caso de la mala función de la tiroides, y los síntomas más comunes incluyen aumento de peso, adelgazamiento del cabello, fatiga, piel seca, dolor muscular, calambres, dificultades de concentración, exceso de líquido en los tejidos y sensibilidad al frío.

En caso de que la tiroides comienza a funcionar muy duro, entonces provoca la formación de un gran bulto en la garganta, que es un síntoma de deficiencia de yodo, llamado bocio.

Estas son las principales razones de los trastornos de la Tiroides:


  • Estrés crónico
  • Deficiencia de yodo
  • Sobrecarga de toxinas
  • Acumulación de metal


El hipertiroidismo también puede ser causado por la enfermedad de Graves, la tiroiditis o los adenomas tóxicos, mientras que el hipotiroidismo puede ser el resultado de la eliminación de la tiroides, la sobreexposición de litio o yodo y la tiroiditis de Hashimoto.

Sugerimos varias maneras de prevenir y tratar naturalmente los trastornos de la tiroides:


Come sano

La nutrición adecuada es la clave para una mejor salud. Debe evitar las harinas refinadas, los alimentos procesados ​​y azucarados, y consumir más selenio, ácidos grasos omega-3, yodo y zinc.

Desintoxicar su cuerpo

Trate el desorden de la tiroides eliminando las toxinas peligrosas del cuerpo. Usted puede intentar la sesión de sauna o una terapia de calor.

Manejar el estrés

El estrés crónico provoca agotamiento suprarrenal, aumentando así el riesgo de trastornos de la tiroides, así que asegúrese de probar algunos programas de manejo del estrés y actividades relajantes para liberar la tensión y calmarse, como yoga, ejercicios de respiración, meditación, paseos por la naturaleza, etc.

Hacer ejercicio regularmente

Usted debe hacer ejercicio regularmente con el fin de optimizar la producción de la hormona tiroidea.

Terapia de reemplazo de la hormona tiroidea


Su médico podría prescribirle alguna terapia de reemplazo hormonal de la tiroides con el fin de tratar eficazmente estos trastornos.

Suplementos Nutricionales

Hay numerosos suplementos nutricionales que pueden ayudarle a tratar los problemas con la tiroides, pero asegúrese de consultar a su médico o nutricionista en primer lugar.

La mejor prevención de problemas tiroideos es prevenir sus causas subyacentes. Por lo tanto, asegúrese de reducir la ingesta de gluten y productos lácteos con el fin de prevenir estrés digestivo, comer sano, trata las deficiencias nutricionales, controla el estrés, trata las alergias y limpia el cuerpo de metales pesados ​​y toxinas.

Fuente/Referencia: www.healthandbeautypower.com

Otras fuentes incluidas en el artículo de Healthy Beauty Power:

Fuente del artículo original: http://foodmatters.tv