Los médicos dicen que vieron una "excelente respuesta" a los tratamientos de cáncer de Patrick Swayze



Una "excelente respuesta" según lo definido por los médicos de Swayze se muestra en la imagen de arriba

En marzo de 2008, el renombrado actor Patrick Swayze fue diagnosticado con cáncer de páncreas. Los registros médicos tienen tasas de éxito deplorables en la supresión de cánceres pancreáticos, y la mayoría de sus pacientes mueren dentro de los dos años del diagnóstico. Los principales medios de comunicación publicaron el caso de Swayze en gran medida. Los efectos devastadores de los tratamientos se hicieron muy evidentes a partir de fotografías de él. Patrick Swayze murió dos años después de su diagnóstico, siguiendo el patrón habitual. Su calidad de vida en ese momento había sido completamente erosionada. Los médicos de Patrick se jactaron públicamente de los tratamientos de Swayze, como si representaran el estándar de oro de la atención médica. Una "excelente respuesta" según lo definido por los doctores de Swayze se muestra en las imágenes abajo. Probablemente ya has aprendido la conclusión final de esa "excelente respuesta" de esos maravillosos tratamientos médicos. Swayze murió el 14 de septiembre de 2009, de medicide o ‘asesinato médico’. Las estadísticas llaman a estas muertes, "muertes iatrogénicas", porque los que están fuera del mundo de la medicina, no saben lo que significa el término.

Si nuestra medicina tuvo este efecto en alguien, no deberíamos presumir de ello ante la prensa. El doctor George Fisher, oncólogo de Swayze, tuvo muchas observaciones orgullosas acerca de su obra y el tipo de medicina que practica.

"Debido a su excelente respuesta, él [Swayze] continuará la misma terapia en Stanford".

¿Qué tal esto?

"Menos del 25 por ciento de los pacientes con cáncer de páncreas que se ha propagado sobreviven un año después del diagnóstico, y sin embargo Swayze es la prueba de que es posible".

No olvidemos:

"Patrick tiene una cantidad muy limitada de enfermedad y parece estar respondiendo bien al tratamiento hasta ahora".

El problema es que la tasa de mortalidad sólo se eleva después del diagnóstico, lo que significa que los pacientes comienzan a morir rápidamente sólo después de comenzar los tratamientos estándar. No fue un cáncer el que mató a Patrick. Las personas que lo mataron siguen dándose palmadas en las espaldas y cobrando sus cheques. Los pacientes no tratados viven mejor y viven más tiempo que los que reciben la medicina "convencional", que es en realidad una medicina nueva y experimental. Los resultados son siempre mejores con los remedios alternativos (no tóxicos), los que trabajan realmente para curar permanentemente más que el patético 4% que obtiene el proceso alopático. Vale la pena señalar que las razones más comunes para que los cánceres se "diseminen" son la quimioterapia, la cirugía y la radiación, los mismos tratamientos, y estos son conocidos oficialmente como efectos secundarios en la literatura médica. Swayze habría vivido más tiempo y mejor si hubiese tratado su cáncer con cigarrillos. Cualquier cosa habría dado mejores resultados que envenenarlo hasta la muerte.

Swayze cometió el error común de buscar tratamientos venenosos de los médicos alópatas, cuando debería haber estado buscando remedios de la medicina alternativa. En última instancia, Swayze hizo un salto de fe o más acertadamente  un salto de fe muy equivocada. Pagó caro por su error, y millones de personas harán lo mismo; encaminados directo a sus tumbas.