¡Esta bebida "sana" destruye su tiroides y se liga al cáncer de mamas!



Numerosas personas comenzaron a consumir leche de soja en lugar de leche en un intento de mejorar su salud. Esta leche no tiene lactosa, por lo que los veganos, las personas que evitan los productos lácteos, y los que sufren de intolerancia a la lactosa, prefieren la leche de soja.

La leche de soya fortificada es alta en calcio, proteínas, vitaminas B y hierro, pero baja en grasas saturadas y colesterol.

Sin embargo, al parecer, los científicos han encontrado que el consumo de leche de soja puede poner en peligro gravemente la salud. Sus efectos han sido un tema de controversia durante muchos años, pero hay una cantidad significativa de evidencia que indica que la leche de soja pone en grave peligro el cuerpo.

Estos son los ingredientes de esta leche:


Leche de soya (agua filtrada, soja entera)
Caña de azúcar
Riboflavina
Vitamina B12
Palmitato de vitamina A
Carragenano
Carbonato de calcio
Vitamina D2
Sal marina
Sabor natural

La mayoría de los ingredientes seguramente suena familiar, pero probablemente no han oído hablar de carragenano. Es un miembro de la familia de polisacáridos sulfatados lineales que se extraen de algas comestibles rojas.

Se utilizan comúnmente en la industria alimentaria debido a sus propiedades estabilizadoras, gelificantes y espesantes.

La digestión del carragenano es perjudicial para el cuerpo, y no tiene valor nutricional. De hecho, es destructivo para el sistema inmunológico, a pesar de que se deriva de una fuente natural.

Conduce a una respuesta inmune negativa que causa la inflamación. Los estudios han encontrado un vínculo entre la carragenina y el aumento de la tasa de cáncer de colon, así como la inflamación gastrointestinal que puede conducir a la diarrea crónica, IBS, colon espástico y enfermedad inflamatoria intestinal.

Lo más importante es estar siempre bien informado para tomar la mejor decisión cuando se trata de sus opciones dietéticas.

Aquí hay 10 razones por las que debe evitar la leche de soja:


-La soja implica estrógenos vegetales conocidos como fitoestrógenos, que interrumpen la función del sistema endocrino y pueden causar infertilidad y cáncer de mama en las mujeres.
-El 99% de la soja es OGM, lo que significa que tiene uno de los niveles más altos de contaminación por plaguicidas.
-El proceso de producción de proteína de soja aislada y proteína vegetal texturizada expone las frágiles proteínas de soya a altas temperaturas, lo que las hace dañinas para la digestión humana.
-Son alimentos ricos en aluminio, que es tóxico para el cuerpo, y afecta negativamente el riñón y el sistema nervioso. Además, el aluminio se ha asociado con el Alzheimer.
-Los granos de soja también implican hemaglutinina, que es una sustancia promotora de coágulos que obliga a los glóbulos rojos a agruparse.
-La soja también tiene isoflavonas tóxicas, genisteína y daidzeína, que desencadenan el crecimiento del cáncer de mama existente.
-El proceso de secado por aspersión conduce a la formación de nitratos, que son poderosos carcinógenos.
-La soja es rica en toxinas naturales que afectan los niveles de estrógeno. El consumo de sólo dos vasos de leche de soja diariamente cambia drásticamente las hormonas en el cuerpo de una mujer y conduce a interrupciones del ciclo menstrual.
-La soja y los productos de soya son ricos en ácido fítico, lo que inhibe la asimilación de hierro, magnesio, calcio, zinc y cobre.
-Los alimentos de soja también son ricos en goitrógenos que inhiben la producción de la hormona tiroidea.




Otras fuentes incluidas en el artículo de David Wolfe: