Comer esto en el desayuno cada mañana te ayuda a perder peso más rápido de lo que esperas



La comida más importante del día es, sin duda es el desayuno, por lo que siempre debes asegurarte de que sea saludable y nutritivo. Esta comida proporciona la energía necesaria para el día y acelera el metabolismo.

Si estás tratando de perder peso extra, nunca debes saltarte el desayuno, ya que simplemente aumentan los antojos insalubres durante el resto del día.

Un estudio reciente publicado en the Annals of Nutrition & Metabolism encontró que la mejor variante posible para un desayuno es, de hecho, avena. Participaron 36 hombres y mujeres, que se dividieron en 3 grupos.

Todos los participantes consumieron 350 calorías al día, mientras que el primer grupo recibió harina de avena, el segundo copos de maíz y el tercero sólo bebió agua para el desayuno, y el almuerzo fue el mismo para todos.

Los participantes necesitaron registrar su nivel de saciedad en las 3 horas siguientes. Los investigadores analizaron sus muestras de sangre con el fin de controlar sus niveles de azúcar en la sangre y la insulina.

Ellos encontraron que los participantes en el primer grupo tenían menos antojos durante la mañana y la tarde, y consumieron un 31% menos calorías para el almuerzo. Se encontró que la avena es más beneficiosa para las personas que tenían que perder peso, ya que las personas consumieron 50% menos calorías para el almuerzo.

Los participantes del segundo grupo se sentían hambrientos después de 3 horas, y este fue también el caso con los que bebieron agua para el desayuno.

La harina de avena permanece más tiempo en el estómago, mientras que los copos de maíz elevan los niveles de glucosa en sangre, y luego el individuo experimenta una caída repentina en el azúcar.

Numerosos estudios han confirmado los mismos hallazgos, y se ha encontrado que la avena para el desayuno ayuda a la pérdida de peso y reduce el consumo de calorías de  31 a 50%, y sus efectos son duraderos.

La avena es deliciosa y saludable, y se puede agregar a todo tipo de comidas, acompañamientos, estofado o ensaladas, así como muchos postres.

La avena contiene numerosos nutrientes y ofrece múltiples beneficios para la salud, incluyendo:


Proporciona una sensación de saciedad

La avena es alta en fibra que evita los antojos y provoca una sensación de plenitud. La fibra ayuda a la digestión y por lo tanto promueve la pérdida de peso.

Reduce la presión arterial

La avena regula la presión arterial, ya que contienen lignano, fibra vegetal, que se ha demostrado que disminuye la presión arterial en un 30% si se utiliza regularmente.

Reduce el colesterol

La fibra en la avena se une a la grasa en el cuerpo, y por lo tanto reduce los niveles de colesterol LDL o malo en la sangre. La harina de avena también reduce el riesgo de enfermedades del corazón, insuficiencia cardíaca y derrames cerebrales, y mantiene el corazón y los vasos sanguíneos sanos.

Reduce el riesgo de cáncer

El British Medical Journal publicó un estudio que mostró que la avena reduce el riesgo de cáncer de colon, mama, próstata y ovario.