Aquí está lo que sucede con tu cuerpo cuando dejas de fumar



El fumar es un hábito severamente perjudicial que conduce a numerosas consecuencias negativas en tu salud.

Por lo tanto, cuando decides dejar de fumar, todo en el cuerpo experimenta grandes mejoras, de arriba a abajo.

Explicaremos este proceso en etapas:


1. El comienzo de las mejoras

20 minutos después de tu último cigarrillo, el pulso y la presión arterial se normalizan.

2. Regresa a la normalidad

Después de sólo ocho horas, los niveles de monóxido de carbono en la sangre se neutralizan, así como los niveles de oxígeno.

3. Bajo riesgo de ataque al corazón

Después de sólo 24 horas, el riesgo de un ataque al corazón se reduce.

4. Percepción sensorial restaurada

Después de 48 horas, los sentidos del gusto y el olfato son mejorados, y las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse.

5. Mejor circulación

Entre el período de 2 semanas y 3 meses, la circulación sanguínea se mejora, y caminar se hace más fácil. Además, la función de los pulmones se incrementa hasta un 30 por ciento.

6. Respiración más fácil

Después de 1 a 9 meses, el cuerpo recupera su energía y los problemas como falta de aliento, tos y congestión de los senos nasales se reducen. La cilia empezar a regenerarse en los pulmones y, por tanto, limpia y reduce el riesgo de infecciones.

7. Mejor salud del corazón

Después de un año, el riesgo de enfermedad coronaria en no fumadores es dos veces más bajo que el de un fumador.

8. Menor riesgo de cáncer

Después de 5 años, el riesgo de cáncer de garganta, boca y esófago en los no fumadores es la mitad que el de los fumadores y la tasa de muerte del cáncer de pulmón es dos veces menor que la de los fumadores promedio.

9. Menor riesgo de cáncer de pulmón

Después de 10 años después de dejar de fumar, la tasa de mortalidad por cáncer de pulmón es comparable a la de un no fumador, ya que las células precancerosas se reemplazan. Además, el riesgo de cáncer de vejiga, riñón, garganta, boca, esófago y pancreático es significativamente menor.

10. Inversión

Después de 15 años, el riesgo de enfermedades del corazón es el mismo que en el caso de un no fumador.