9 hábitos que necesitas adoptar hoy para detener la Demencia o el Alzheimer antes de que comience



La demencia es un término general que incluye diversas condiciones como la pérdida de memoria y otros problemas cognitivos que impiden de manera significativa la vida cotidiana.

Puede ocurrir en varias formas, tales como Demencia vascular, enfermedad de Parkinson y enfermedad de Huntington. El tipo más común que se produce en alrededor del 60 y 80% de los casos es la enfermedad de Alzheimer.

La demencia es progresiva si la causa del problema no puede ser tratada. Sus síntomas más comunes incluyen apatía, depresión y dificultades para recordar eventos recientes, conversaciones y nombres.

Algunos factores de riesgo de demencia pueden ser controlados, tales como:


·         Heridas en la cabeza
·         Alteración de la función tiroidea
·         Baja actividad física
·         Deficiencias en dieta y deficientes  en vitaminas
·         Uso de medicamentos que contribuyen a la demencia
·         Riesgos cardiovasculares tales como colesterol alto, presión arterial alta y diabetes
·         Uso de alcohol
·         Fumar

Recomendamos 9 maneras de reducir el riesgo de demencia:


1. Deja de fumar

Fumar causa un gran daño al cuerpo, incluyendo al cerebro. Según los estudios, los fumadores diarios tienen un riesgo 45% más alto de desarrollar Alzheimer en comparación con los no fumadores y ex fumadores. Por lo tanto, te recomendamos encarecidamente que renuncies a este hábito perjudicial.

2. Vuélvete físicamente activo

Para fortalecer el sistema vascular, debes aumentar el flujo de sangre y el bombeo del corazón. Por lo tanto, haz ejercicio con regularidad para prevenir numerosos problemas de salud crónica, por lo menos media hora al día.

3. Vitamina B

Las vitaminas B reducen los niveles de una molécula conocida como homocisteína o HC, que daña el sistema vascular. Cuando hay niveles altos, aumenta el riesgo de accidentes cerebrovasculares, enfermedades del corazón y otros problemas vasculares. Por lo tanto, aumenta la ingesta de vitaminas del complejo B para prevenir el deterioro cognitivo relacionado con la edad.

4. Vitamina D

Los investigadores han encontrado un vínculo entre los niveles reducidos de vitamina D y el deterioro cognitivo, causando síntomas de demencia. Por lo tanto, el uso de suplementos de vitamina D evita los procesos que contribuyen a la demencia y el Alzheimer.

El sol es la mejor fuente de esta vitamina, pero también puedes utilizar suplementos, especialmente en el invierno, cuando la exposición al sol se reduce.

5. Desafía tu cerebro

Los investigadores han encontrado que el inicio de los síntomas de demencia se retrasa en 5 años al ser bilingüe, en comparación con las personas mayores que hablan sólo un idioma.

Afirman que el cerebro se beneficia mucho si lo desafías. Los expertos también han encontrado que hacer crucigramas a menudo retrasa el inicio de la disminución de la memoria en 2,5 años.

6. Evita lesiones en la cabeza

Si estás montando una bicicleta, debes usar un casco, o en el caso del agua o de deportes de invierno, protege siempre tu cabeza para prevenir lesiones en la cabeza y daño al cerebro.

7. Controla tu consumo de alcohol

El uso excesivo de alcohol aumenta el riesgo de demencia, por lo que debes controlarlo con el fin de prevenir diversos problemas de salud, incluida la demencia.

8. Evalúa tus números

Siempre debes mantener un seguimiento de los valores de tu peso, presión arterial y los niveles de colesterol. Uno de los principales predictores de la demencia es la salud cardiovascular y metabólica, por lo que necesitas tener un cuerpo sano con el fin de tener una mente sana.

9. Interacción social

Puedes evitar con éxito los efectos perjudiciales del aislamiento interactuando regularmente con otros. Puedes dar un paseo en la naturaleza con un amigo, o por lo menos habla con algunos amigos o parientes regularmente para prevenir problemas de salud graves.

Además, los médicos mantienen que el aprendizaje de nuevas cosas apoya la salud del cerebro!




Otras fuentes incluidas en el artículo de David Wolfe:


Fuente de la imagen destacada: www.davidwolfe.com