Quema hojas de laurel en tu hogar para obtener estos 3 asombrosos beneficios para la salud



La hoja de laurel, también es conocida bajo su nombre científico, Laurus nobilis.

Se encuentra principalmente en el Mediterráneo y se ha utilizado como un remedio natural para muchas enfermedades durante siglos atrás. El laurel se ha considerado sagrado, y sus ramas y hojas han sido otorgadas a poetas y artistas como un signo de realización.

Las hojas de laurel sirven para muchos propósitos, y se utiliza a menudo en la industria de los cosméticos para la fabricación de perfumes, así como en el mundo culinario.

Estas hojas también se usan en la medicina, ya que ofrecen una gran cantidad de minerales, vitaminas y antioxidantes, y proporcionan propiedades anti-inflamatorias, antifúngicas y antibacterianas.

Las hojas de laurel proporcionan muchos beneficios si se queman: Usa un par de hojas de laurel y colócalas en un cenicero. Enciéndalas y deja que las hojas se quemen durante 10 minutos.

¿Qué ofrece esto?


Cura dolor de cabeza: ya que las hojas están llenas de cineol, pineno y compuestos de elemicina, estos se liberan mucho más una vez quemada la hoja y por lo tanto ayudan con los dolores de cabeza y la fatiga.

Reducir la ansiedad: las hojas de laurel también contienen linalool, que es un compuesto que ayuda con los problemas de ansiedad y fomenta la comunicación. Según un estudio realizado por la Asociación Americana de Anestesiólogos de Enfermería, sólo tienes que oler este compuesto durante 10 minutos y te sentirás mejor al instante.





Mantiene el sistema respiratorio sano: las hojas de laurel contienen mycrene y eugenol, que si se inhala después de la quema pueden limpiar los pulmones y aliviar la respiración.

Y también las hojas de laurel proporcionan muchos otros beneficios:


Tratan la diabetes: Las hojas de laurel son especialmente importantes en la lucha contra la diabetes tipo 2 y pueden reduci fácilmente los niveles de colesterol malo, glucosa en sangre y triglicéridos.

Al consumir las hojas disminuirán los niveles de azúcar significativamente y mejorará el rendimiento del corazón.

Debido a que están llenas de antioxidantes, las hojas de laurel alientan al cuerpo a producir más insulina y a mantener los problemas de diabetes bajo control.

Mantiene el corazón sano: gracias a la rutina y al ácido cafeico, ambos compuestos orgánicos que se encuentran en las hojas de laurel, el corazón puede funcionar más rápido, mejor y no está expuesto a problemas cardiovasculares. La rutina ayuda a fortalecer las paredes capilares del corazón, y el ácido cafeico evita que los niveles de colesterol malo aumenten.

Previene el cáncer: como resultado de la abundancia de antioxidantes y compuestos orgánicos en las hojas de laurel, como la catequinas, linalol, parthenolide, phytonutrients, son increíbles en la lucha contra el cáncer y previene la formación de células cancerosas.

Alivia el dolor: Las hojas de laurel son excelentes para numerosos tipos de dolor, como dolores de cabeza, migrañas, dolores en las articulaciones, artritis y dolores de muelas. Al preparar un té de hojas de laurel, le darás al cuerpo un montón de cualidades anti-inflamatorias que actúan como un analgésico.

Beneficiosas durante el embarazo: a las mujeres embarazadas se les aconseja a menudo consumir más ácido fólico, que las hojas de laurel contienen naturalmente. Esto es más importante durante el primer trimestre e incluso antes. El ácido fólico es increíble y permite que el feto pueda hacer frente a las deficiencias que pueden ocurrir durante el embarazo.

Impulsa la inmunidad: ricas en vitaminas C, vitamina A y también de zinc, las hojas de laurel dan un impulso al sistema inmune increíble. La vitamina A protege la nariz, los ojos, la garganta, la boca, el tracto digestivo y las membranas de los pulmones, y no permite que ninguna bacteria o virus ataquen al organismo.

Estimula la digestión: las hojas de laurel pueden tratar fácilmente cualquier tipo de problema del estómago o de los intestinos. Además, tratan problemas causados ​​por la enfermedad celíaca o el síndrome del intestino irritable.

Además, las hojas de laurel pueden solucionar los problemas de gases y evitar la flatulencia. Como resultado de las enzimas saludables que se encuentran en las hojas, las proteínas dentro del cuerpo se disuelven fácilmente y los alimentos se procesan más eficazmente.

Elimina la caspa: mezcla el agua fría y hojas de laurel y utiliza esto para enjuagar el cabello después del lavado regular con champú. Además, puedes mezclar quince gotas de aceite esencial de hojas de laurel y tu champú estándar para deshacerte de la caspa de una vez por todas.

Cura piedras en el riñón: cada infección de riñón, así como cálculos renales puede ser tratados con facilidad al beber té de hojas de laurel. Para preparar este té, pon 5 gramos de hojas de laurel en 200 ml de agua. Debes hervirlas hasta que el agua se reduzca a 50 ml. Cuela el té y bébelo dos veces al día.

Evita el insomnio: las hojas de laurel pueden tratar el insomnio con facilidad, ya que calman la función cerebral y relajan el cuerpo. Mezcla unas gotas de extracto de hoja de laurel con un vaso de agua y bebe esto antes de dormir.