Este vegetal puede arreglar todo mal en tu cuerpo!



Después de años de ser relegado a los recovecos del buffet de ensaladas al lado del queso rallado y crutones con mantequilla, las remolachas están disfrutando de su merecido lugar en el centro de una dieta saludable. No sólo están llenas de nutrientes esenciales como vitaminas del complejo B, hierro, manganeso, cobre, magnesio y potasio, estas gemas de rubí también son una mina de oro de nutrientes que aumentan la salud que no puedes obtener en ningún otro lugar. Aquí hay algunas grandes y sorprendentes cosas que le suceden a tu cuerpo cuando comes remolachas.

Las remolachas son muy saludables, ya que tienen potentes propiedades medicinales y ofrecen alivio en el caso de diversas dolencias y enfermedades. Las antocianinas les dan el color rojo y tienen fuertes propiedades anticancerígenas.

Las vitaminas, los minerales y los compuestos orgánicos como los carotenoides, la luteína / zeaxantina, la glicina, la betaína, la fibra dietética, la vitamina C, el magnesio, el hierro, el cobre y el fósforo, con una fuente de flavonoides beneficiosos llamados antocianinas. Las remolachas aumentan el flujo sanguíneo, regulan los niveles de colesterol y apoyan la función hepática saludable.

Las remolachas combaten la anemia y desintoxican el cuerpo. También desaceleran el envejecimiento y protegen los vasos sanguíneos. Son ricos en antioxidantes, celulosa y pectina, un tipo especial de fibra que estimula la digestión. Estos vegetales saludables protegen contra la enfermedad hepática y la enfermedad hepática grasa.

Las remolachas también aumentan la resistencia y el rendimiento durante un entrenamiento, por lo que son extremadamente beneficiosas para los atletas. Las remolachas se pueden comer crudas, en jugos y cocidas. No debes tirar las hojas, ya que puedes cocinarlas porque son ricas en potasio (644 mg por ½ taza). Los estudios han demostrado que el consumo de alimentos ricos en potasio eliminan el sodio y pueden reducir el riesgo de enfermedades del corazón y el riesgo de accidentes cerebrovasculares en un 21%.

Son muy bajas en calorías, sin colesterol, pero tienen el mayor contenido de azúcar de todas las verduras.

Beneficio para la salud: las remolachas aumentan la resistencia

Investigadores británicos realizaron estudios donde encontraron que los atletas que bebían jugo de remolacha mezclado con un poco de jugo de manzana antes de entrenar reportaron una mayor resistencia y una menor presión sanguínea en reposo que aquellos que no lo hicieron. El aumento de rendimiento se cree que es de los nitratos que se encuentran en la raíz. Investigaciones adicionales sugieren que una mezcla de jugo de remolacha y manzana podría hacer que ciertas actividades (como caminar) sean menos agotadoras para las personas mayores.

Beneficio para la salud: las remolachas reducen el riesgo de demencia

Las remolachas producen ácido nítrico, lo que ayuda a aumentar el flujo sanguíneo a través de tu cuerpo, incluyendo a tu cerebro. Las resonancias magnéticas realizadas en adultos mayores mostraron que después de comer una dieta con alto contenido de nitratos que incluía jugo de remolacha, los sujetos tenían más flujo sanguíneo a la sustancia blanca de sus lóbulos frontales.

Beneficio para la salud: remedios contra el estreñimiento

La fibra ayuda a mantener tu sistema digestivo funcionando sin problemas, y las remolachas están repletas de ella.

Riesgo para la salud: las remolachas contribuyen a los cálculos renales

Si eres propenso a los cálculos renales, es posible que desees comer remolachas con precaución. Son ricas en oxalatos, que pueden formar pequeños cristales y contribuir al desarrollo de cálculos renales.

Riesgo para la salud: las remolachas podrían causar gota

Las remolachas son altas en oxalato, que puede contribuir a la gota, un tipo de artritis que se desarrolla cuando demasiado ácido úrico se acumula en el cuerpo.

Riesgo para la salud: las remolachas decoloran las heces

Es posible que las remolachas te ayuden a ir al baño, pero no te alarmes si tú orina o las heces están rosadas o rojas. No es sangre; Y es algo  realmente inofensivo.