4 ejercicios impresionantes para tus glúteos que no son sentadillas



Tus músculos glúteos maximus desempeñan un papel muy importante en el apoyo de tu columna vertebral, la estabilización de la pelvis y ayudan con el fortalecimiento de las piernas.

La construcción de los glúteos también mejora tu postura, lo que no sólo te hace ver mejor, sino también es una clave para prevenir futuras lesiones. Los ejercicios descritos en este artículo son algunos de los más eficaces para la construcción del glúteo mínimo, glúteo medio y glúteo máximo.

1. Pulso de cuclillas








Párate con las piernas al ancho de la cadera, con los dedos de los pies hacia afuera y los brazos hacia afuera delante

Agáchate, manteniendo los glúteos y los abdominales apretados. Asegúrate de mantener las rodillas alineadas con los dedos de los pies y la espalda recta.

Mantén en esta posición, sube y baja ligeramente tu trasero como si estuvieras rebotando.

Haz esto 15 veces y vuelve a tu posición inicial.

Repite este movimiento en 3 series de 15 repeticiones. Usa mancuernas para obtener un estiramiento más profundo.

2. Patada de burro




Comienza en el suelo sobre tus manos y rodillas al ancho de los hombros y la cadera.

Mantén tus abdominales y glúteos apretados y levanta el talón derecho hacia el techo para que tu pie este directamente encima de tu trasero. Asegúrate de mantener el muslo no más alto que tu torso para evitar dañar tu columna vertebral.

Mantén la posición y lentamente regresa la rodilla hacia el suelo sin tocarlo.

Repita 15 veces con cada pierna y realiza 3 series. También puedes aumentar tu entrenamiento con algo de pesó en los tobillos.

3. Hidrante para incendio




Comienza en la misma posición que la patada de burro, pero abre tu pierna derecha hacia un lado, abriendo tus caderas y manteniendo tu muslo derecho paralelo al suelo.

Resiste el impulso de tocar el piso con la rodilla mientras llevas la rodilla a su posición original.

Repite el movimiento 15 veces con cada pierna y realiza 3 series.

4. Estocada




Párate derecho con las piernas al ancho de la cadera.

Da un paso hacia adelante con tu pie derecho, dobla la rodilla 90° y mantente durante 5 segundos.

Vuelve a tu posición original y cambia de pierna.

Haz 10 o 20 repeticiones en 3 series.

Para aumentar la intensidad, usa ligeras mancuernas y acumula tu fuerza.


Si disfrutaste de este artículo o has aprendido algo nuevo, no olvides compartirlo con otros para que tengan la oportunidad de disfrutar de esta información gratuita. Este artículo es de código abierto y libre de volver a usarse dando un enlace directo a la URL original del artículo. Gracias por tomarte el tiempo para apoyar una iniciativa de código abierto. Creemos que toda la información debe ser gratuita y disponible para todos. ¡Que tengas un buen día y esperamos verte pronto!