3 remedios naturales para los tobillos y los pies hinchados



El edema o también conocido como hinchazón es una acumulación anormal de líquido en los tejidos del cuerpo. Hay varios factores que pueden causar hinchazón incluyendo embarazo, presión arterial alta y problemas renales.

Aunque el edema puede afectar cualquier parte del cuerpo, se manifiesta más comúnmente en los pies, los tobillos, las piernas, los brazos y las manos.

En algunos casos, esta condición no es tan dolorosa, pero puede ser muy incómoda. Sin embargo, si notas que uno de tus pies o piernas está hinchando más que el otro, debes consultar inmediatamente a un médico porque esto puede ser un coágulo de sangre.

Hoy te presentamos 3 remedios naturales y efectivos que te pueden ayudar a aliviar tus pies y tobillos hinchados:

1. Baño de menta

Ingredientes necesarios:

·         Media taza de hojas de menta

·         4 tazas de agua

Instrucciones:

Pon las hojas de menta y el agua en una olla, colócala sobre el fuego y déjela ahí durante 10 minutos. Luego, retírala del fuego y déjela enfriar durante 10 minutos también. Debes colocar el agua en un cubo y remojar los pies durante 30 minutos.

2. Baño de agua tónica

Tal vez esto suena increíble, pero el agua tónica puede ser significativamente eficaz en el caso de pies y tobillos hinchados.

Debes empapar los pies en un agua tónica a temperatura ambiente (o fría si lo prefieres) durante 30 minutos. Las burbujas y la quinina te ayudarán en la reducción de la inflamación.

3. Baño de agua salada

La sal de epsom es increíble para relajar los músculos. Sólo tienes que añadir un puñado de sal epsom en un cubo de agua, lo suficiente para cubrir los tobillos.