Mira lo que el WIFI, teléfonos celulares y iPads están haciendo al cerebro de tu hijo - 100 + los científicos están pidiendo a la ONU



La tecnología moderna puede aliviar nuestra vida, pero puede tener repercusiones terribles. En particular, las ondas electromagnéticas emitidas por los aparatos modernos pueden afectar nuestro ADN, lo que contribuye a aumentar las tasas de cáncer de cerebro.

Por supuesto, como las habilidades de los niños son más delgadas, son más vulnerables a la absorción de radiación. El uso del teléfono celular y otros aparatos puede aumentar nuestro riesgo de cáncer cerebral, y esto es especialmente cierto para nuestros niños.

Un grupo de 31 científicos de 14 países diferentes publicó recientemente una declaración sobre los peligros del uso del teléfono celular.

En el video a continuación, el Dr. Devra Davis discute los peligros de los teléfonos celulares.



Hay pasos que puedes tomar:

1. No dejes que tu hijo use un teléfono celular o cualquier otro dispositivo similar.

Como los niños son los más vulnerables, protege a tus hijos. ¡No necesitan un teléfono celular!

2. Limita el uso de tu propio teléfono celular.

Cuando estés en casa o en el trabajo, utiliza una línea terrestre en su lugar y trata de usar tu teléfono celular sólo para emergencias.

3. No utilices tu teléfono celular cuando tenga baja recepción.

Cuando hay una recepción baja, tu teléfono utiliza más energía, por lo que emite más radiación, así que limita su uso para cuando tenga barras completas y buena recepción.


4. Almacena tu teléfono de forma segura.

En lugar de colocar el teléfono contra tu cuerpo, ponlo en tu bolsa y considera el uso de un auricular para realizar llamadas.


Otros consejos a considerar:

>Trata de no colocar la electrónica en tu regazo.
>Trata de limitar el uso de otros dispositivos eléctricos, como mantas eléctricas y almohadillas de calefacción.
>Mantén los aparatos eléctricos por lo menos a siete pulgadas de distancia de tu cuerpo cuando duermas.
>Considera la pantalla plana de TV y monitores de computadora, ya que emiten menos CEM.
>Camina descalzo. Nuestro cuerpo absorbe los iones negativos del suelo, lo que reduce las hormonas del estrés.
>Usa lámparas de sal de Himalaya o velas de cera de abejas, ya que absorben CEM en el aire y sirven como ionizadores naturales.


Si disfrutaste de este artículo o has aprendido algo nuevo, no olvides compartirlo con otros para que tengan la oportunidad de disfrutar de esta información gratuita. Este artículo es de código abierto y libre de usarse dando un enlace directo a la URL original del artículo. Gracias por tomarte el tiempo para apoyar una iniciativa de código abierto. Creemos que toda la información debe ser gratuita y disponible para todos. ¡Que tengas un buen día y esperamos verte pronto!