¡Esta es la razón porqué necesitas dejar de usar vaselina!



La vaselina es ampliamente utilizada por la población para múltiples propósitos. Sin embargo, una nueva investigación muestra que este producto es todo menos saludable, y no debe utilizarse para condiciones tales como labios agrietados, congestión, sarpullido de pañales y piel seca.

Definición de la jalea de petróleo

La jalea de petróleo también lleva el nombre de vaselina, y representa un producto compuesto por los restos del proceso de refinado de petróleo. Fue descubierto inicialmente a mediados de 1800, cuando se utilizó para el revestimiento de la parte inferior de las plataformas petrolíferas.

Puesto que representa un mero subproducto, la vaselina no es definitivamente natural y representa una amenaza seria para la salud.

La forma en que funciona

Aunque la vaselina se utiliza en un gran número de productos como productos para bebés, lociones y cremas, no actúa tan saludablemente como se afirma. Su primer papel es proteger la piel y mantenerla humedecida, pero esto también crea una atmósfera para la multiplicación de bacterias y bloquear los poros.





En caso de que alguna vez la uses en quemaduras, probablemente evitara la capacidad natural del organismo para combatir el calor y te permitió preservarlo dentro del tejido.

Si aún no estás convencido, aquí hay cuatro razones más sobre por qué necesitas dejar de usar Vaselina hoy:

1.       Está llena de hidrocarburos

Dado que nuestra piel es incapaz de procesar la vaselina aplicada, se expone a problemas de salud más graves. Actuando como una capa protectora (pero no realmente) la vaselina deshabilita el cuerpo para absorber los compuestos necesarios para realmente curarse.

Un estudio, realizado en 2011 afirma que en la vaselina se encuentran hidrocarburos minerales de petróleo, que representan "el mayor contaminante del cuerpo humano".

2. Destruye el colágeno de la piel

La vaselina carga la piel después de su aplicación, y de esta manera, no le permite respirar o tomar importantes nutrientes y sustancias. En la larga escala, esto conduce a más colágeno que se gasta con el fin de mantener la piel hidratada.

3. Aumenta los niveles de estrógeno

Esta condición también se conoce como dominancia de estrógenos y por lo general ocurre cuando el organismo contiene niveles más altos de los permitidos o normales de estrógeno, manteniendo los niveles de progesterona bajos.

Si esto sucede, las principales amenazas para la salud son normalmente la infertilidad, problemas menstruales, alergias y problemas autoinmunes. La vaselina contiene una gran cantidad de productos químicos conocidos como xenoestrógenos, y esta es la principal razón para la presencia de estrógenos elevados dentro del cuerpo.

4. Puede causar neumonía

Además, es posible que te encuentres experimentando una condición de salud que va por el nombre de neumonía de lípidos.

Este estado ocurre cuando inhalas una cantidad significativa de vaselina, lo que significa que el cuerpo es incapaz de eliminar la sustancia por sí solo, de manera que la inflamación pulmonar ocurre.

Alternativas naturales a la vaselina

La madre naturaleza nos cuida muy bien, y por esta razón nos dio muchas otras soluciones en lugar de la vaselina que son realmente sanas y recomendadas.

Éstos son algunos de ellos:

- Manteca de karité - repleta de vitaminas A, E y F, la manteca de karité puede nutrir la piel a la perfección y le permiten absorber los ácidos grasos saludables que necesita. Además, aumentará la producción de colágeno y evitara la inflamación, además es libre de efecto secundario también!

- Cera de abejas - esta opción es muy utilizada en todo el mundo, ya que la cera de abejas es un excelente protector de la piel. Siempre se puede utilizar como un bálsamo labial o una loción para el cuerpo también.

- Aceite de coco - los beneficios del aceite de coco son innumerables, ya que proporciona a la piel un montón de ácidos grasos, ácido láurico y las cualidades antiinflamatorias que rara vez se encuentra en otros lugares.

- Manteca de cacao - este es un poderoso antioxidante que no sólo protege la piel, sino que también ralentiza el proceso de envejecimiento.



Otras fuentes incluidas en el artículo de David Wolfe: