Un simple y fácil truco para la eliminación de artritis, dolor de espalda y ciática. ¡Funciona mejor que las pastillas!



El aceite de castor es un aceite increíblemente beneficioso que posee innumerables compuestos saludables y tiene potentes propiedades medicinales.

Por lo tanto, puede ser utilizado en numerosos tratamientos de diferentes problemas de salud, y proporcionar efectos positivos. Calma eficazmente la inflamación y lucha contra virus y bacterias.

Sus efectos beneficiosos se han utilizado durante miles de años, incluso en la antigua India.

Se ha demostrado científicamente que es rico en grasas saludables y ácidos grasos, como el ricinoleico. Tiene potentes propiedades antibacterianas, antivirales, analgésicas y laxantes, por lo que es extremadamente útil en el caso de la ciática, la artritis y el dolor de espalda.

Además, estimula el crecimiento del cabello, hidrata la piel, trata el estreñimiento crónico, fortalece el sistema inmunológico y alivia los problemas gastrointestinales. También trata grandes picaduras, acné, verrugas y quistes.

Debido a sus propiedades beneficiosas asombrosas, el aceite de castor se utiliza a menudo en productos cosméticos. Además, se utiliza en la producción de caucho, barniz, pintura, textiles y telas.

Para aliviar el dolor de espalda, la artritis y el dolor de ciática, así es como debes usar este magnífico aceite:

Aplícalo en las zonas adoloridas, y masajear suavemente. Repite esto varias veces al día hasta que experimentes mejoras. Sin embargo, siempre debes consultar a tu médico antes de empezar a usar este aceite como un tratamiento para tus problemas de salud.

Fuentes: