Por esta razón tus piernas sufren calambres en la noche y cómo evitar que suceda otra vez



Un calambre muscular o también conocido como el caballo de Charley es una contracción fuerte, dolorosa o un endurecimiento muscular que se produce de repente y con más frecuencia en las piernas, y puede durar de unos segundos a varios minutos.

En general, los calambres en las piernas de la noche se pueden aliviar con algunos ejercicios sencillos. Pero, si comienzan a ocurrir más a menudo y causan malestar serio, debes consultar a tu médico.

Esto es especialmente cierto si tienes hinchazón, debilidad muscular, entumecimiento o dolor que persiste o cólicos en las piernas que están interfiriendo con tu descanso.

Por lo general, la causa de estos calambres no está definida. Se considera que la deshidratación, el reposo prolongado, la deficiencia de potasio, calcio o magnesio pueden estar relacionados con calambres en las pantorrillas, así como ciertos medicamentos como betabloqueantes, diuréticos y otros fármacos de presión sanguínea.

En algunos casos, los calambres musculares pueden asociarse con el hipotiroidismo (tiroides hipoactiva), afección paratiroidea, diabetes u otra afección que puede interrumpir tu metabolismo.

Métodos que pueden ayudar a obtener un alivio del dolor:

·         Puedes relajar el músculo frotándolo suavemente

·         Si tienes calambre en la pantorrilla, ponte de pie y pon tu peso en la pierna y luego dobla ligeramente la rodilla

·         Si sientes mucho dolor y no puedes levantarte, endereza tu pierna y flexiona la parte superior de tu pie en dirección a tu cabeza.

·         Aplicar hielo o algo frío en la zona donde sientes cólicos puede relajar los músculos tensos.

·         Tomar un baño caliente o ducha, o la aplicación de una almohadilla de calefacción o una toalla caliente puede reducir el dolor muscular o sensibilidad, por lo tanto, te hacen sentir mejor.

Aunque, los calambres de la pierna en la noche pueden ocurrir inesperadamente y sorprenderte, es posible prevenirlos. Sugerimos algunas maneras que pueden ayudarte:

Mantente hidratado, con el fin de proteger u cuerpo de la deshidratación, debes beber mucha agua durante todo el día. Esto hará que sea más fácil para los músculos de contraerse y así se relajaran.

Es de gran importancia reponer tus líquidos cada vez que te dediques a la actividad física y después de seguir bebiendo agua.

2. Estírate antes de acostarte si tienes calambres en las piernas en la noche, asegúrate de estirarte antes de irte a la cama. Esto te ayudará significativamente.

3. Despliega tus sábanas, debes desabrochar o aflojar las sábanas al pie de tu cama.

4. Haz ejercicios ligeros, para evitar los calambres que pueden ocurrir mientras estás durmiendo, puedes montar una bicicleta estacionaria durante unos minutos antes de irte a dormir.

5. Elige los zapatos adecuados, el uso de zapatos adecuados también puede prevenir calambres en las piernas.

Los siguientes son 15 alimentos ayudan a prevenir los calambres en las piernas:

·         Bananos
·         Vinagre de sidra de manzana
·         Nueces
·         Dátiles
·         Quinoa
·         Semillas de calabaza
·         Cacao
·         Sal de mar
·         Aguacate
·         Tomates
·         Hongos
·         Yogur griego
·         Vegetales de hoja verde
·         Melaza
·         Salmón y sardinas