Mezcla estos 2 ingredientes y dile adiós a la sinusitis, la flema, la gripe, la rinitis y más



La sinusitis es una condición en la que el revestimiento de los senos nasales se inflama. Normalmente, los senos se llenan de aire. Pero, cuando hay algún bloqueo, se llenan los gérmenes, fluidos (virus, hongos y bacterias) y pueden crecer y conducir a la infección. El resfriado común, los pólipos nasales (crecimientos pequeños en ese revestimiento), el desvío del tabique (un cambio en la cavidad nasal) o la rinitis alérgica (hinchazón del revestimiento de la nariz) son algunas de las condiciones que pueden causar el bloqueo de los senos.

Tipos de Sinusitis

·         Aguda: Incluye síntomas como goteo, congestión nasal y dolor facial que comienzan repentinamente y no desaparece en un lapso de 10 a 14 días. En la mayoría de los casos, dura 4 semanas o menos.

·         Subaguda: inflamación de los senos de 4 a 8 semanas.

·         Crónica: Síntomas de inflamación que duran 8 semanas o más.

·         Recurrente: Varios ataques en un año.






Por lo general, el tratamiento para la sinusitis incluye el uso de antibióticos recetados que a pesar de que puede proporcionar efectos a corto plazo, puede tener una gran cantidad de efectos secundarios. Por lo tanto, la mejor opción es utilizar remedios naturales para tratar la sinusitis.

Para ello, te presentaremos un remedio natural que es extremadamente eficaz y completamente seguro. El ingrediente principal es el vinagre de sidra de manzana, que es conocido por su abundancia de vitaminas, fibra, antioxidantes y minerales. Tiene la capacidad de impulsar tu sistema inmunológico y mejorar tu salud general. Simplemente sigue las instrucciones.

Ingredientes necesarios:

·         ¼ taza de vinagre de sidra de manzana orgánico
·         ½ taza de agua de coco orgánica
·         1 cucharada de pimienta de cayena
·         1 limón orgánico, recién exprimido
·         1 cucharada de miel orgánica cruda

Instrucciones:

Debes calentar el agua de coco en una sartén y verterla en una taza. Agrega el ACV en la taza y asegúrate de revolver bien. Déjala enfriar a temperatura ambiente, añade la miel y la pimienta de cayena y revuelve una vez más. Al final, agrega el jugo de limón y revuelve bien.

Con el fin de obtener los mejores resultados, debes consumir esta bebida con el estómago vacío, antes de tu desayuno y tarde por la noche, antes de irte a la cama. Continúa bebiéndola hasta que tus infecciones sean tratadas.