Nuevos documentos revelan que Trump ha invertido personalmente en Dakota Access Pipeline



Mientras las permanentes protestas en el Rock, Dakota del Norte se intensifican, Greenpeace ha añadido más combustible al fuego descubriendo que Donald Trump tiene múltiples vínculos financieros con el oleoducto Dakota Access de $ 3,8 mil millones e invirtió personalmente en las compañías.

El uso de perros contra los manifestantes y la destrucción de tierras benditas y sagradas que los antiguos tratados con la tribu Sioux debían proteger son sólo algunas de las recientes atrocidades cometidas por los controvertidos constructores del oleoducto.

Trump, quien normalmente no cierra su boca, ha estado en silencio sobre el oleoducto durante toda su campaña.

Lo que él ha hecho es prometer traer de vuelta a la vida el proyecto similar de Keystone XL Pipeline, el mismo al que la administración de Obama puso fin una vez que el país expresó su enojo por la construcción propuesta y los daños.

Trump también mencionó un proyecto de ley que "simplificaría" los permisos de construcción de tuberías y eliminaría la necesidad de la supervisión gubernamental de proyectos de infraestructura de combustibles fósiles de esta naturaleza.

Donald Trump todavía continúa negándose a revelar sus declaraciones de impuestos, se le requirió presentar una forma de revelación financiera menos reveladora cuando entró en la carrera presidencial. Investigaciones recientes en estas formas por los reporteros de Greenpeace, han descubierto pruebas de que el candidato presidencial republicano está invirtiendo fuertemente en la construcción del ducto Dakota Access.

Trump cuenta con inversiones de $ 50.000 y $ 100.000 en ConocoPhillips (Phillips 66), que tiene un cuarto del proyecto completado y también tiene entre $ 500.000 y $ 1 millón en inversiones en Energy Transfer Partners, los principales constructores de la tubería.

Harold Hamm, uno de los principales asesores de Trump, es extrañamente director ejecutivo de la organización de fracking más grande del país.

Es el petróleo de Hamm lo que fluirá a través de la ruta de Acceso Dakota, que va desde Dakota del Norte a las refinerías en la costa del Golfo de Texas, después de la construcción.



Hamm ha dicho anteriormente a los inversionistas:

 “Anticipamos ganancias enormes al abrir el proyecto Dakota Access”

Si disfrutaste de este artículo o has aprendió algo nuevo, no olvides compartirlo con otros para que tengan la oportunidad de disfrutar de esta información gratuita. Este artículo es de código abierto y libre de usarse dando un enlace directo a la URL original del artículo. Gracias por tomarte el tiempo para apoyar una iniciativa de código abierto. Creemos que toda la información debe ser gratuita y disponible para todos. ¡Que tengas un buen día y esperamos verte pronto!