No gastes más dinero en pedicuras, con sólo dos ingredientes de cocina, tus pies se verán mejor de lo que lucían hace mucho tiempo!



Los talones agrietados pueden ser realmente desagradables, vergonzosos e incluso dolorosos. Nadie quiere experimentar este problema, especialmente en el verano cuando todos usamos sandalias y chanclas todo el tiempo.

¡Pero, tenemos una solución para ti!

Olvídate de los productos de cuidado de los pies que te costaran una fortuna! Conseguimos para ti un remedio asombroso que puedes preparar en tu hogar.

Es realmente simple y fácil de hacer, y todo lo que necesitas son dos ingredientes que probablemente tienes en tu cocina.

Por lo tanto, siga las siguientes instrucciones:

Ingredientes necesarios:

·         4 tazas de leche
·         3 cucharadas de levadura en polvo

Instrucciones:

Calienta la leche y colócala en un recipiente adecuado para el tamaño de tus pies. Agrega el polvo de hornear y mezcla bien, pero asegúrate de que la temperatura sea cómoda.

Luego, remoja los pies durante 10 minutos y relájate. Después de terminar, enjuaga tus pies con agua tibia y sécalos. Con el fin de obtener los mejores resultados, repite este tratamiento diariamente.


Prueba esto y te sorprenderás por los resultados! Mejorará la condición de tus pies, haciéndolos más suaves y tersos. ¡Finalmente, podrás usar tus sandalias preferidas otra vez!