Cómo cultivar tus propios arándanos



¿Sabías que los arándanos pueden hacer maravillas por tu memoria? Además, estas bayas pueden prevenir la pérdida de memoria.

Los resultados de un estudio de 2012 mostraron que una sola porción de arándanos frescos por semana puede retardar el deterioro cognitivo. Otro estudio similar realizado en 2013, en el que participaron ratones de laboratorio, reveló que las bayas protegen el cerebro, porque tienen la capacidad de eliminar las proteínas tóxicas que tienden a acumularse en el cerebro.

¡Pero eso no es todo! Puedes realmente cultivar tus propios arándanos. ¿Qué puede ser mejor que esto? Te damos 6 sencillos pasos sobre cómo cultivar arándanos en tu propio jardín.

1. Elige un buen lugar de plantación y prepara el suelo

Los arbustos de arándanos gozan del sol y del drenaje apropiado. Proporciona a tus arbustos unel suelo bien trabajado y libre de malezas. Da a tus arándanos suficiente agua, ya que la planta crece mejor cuando se expone a la humedad constante. Por lo tanto, es mejor tener suficiente agua a mano.

El suelo drenado inadecuadamente o parcialmente no te dará los resultados que necesitas. Trata zonas elevadas. Si ahora posees un jardín o vives en un apartamento pequeño, los contenedores pueden ser de gran ayuda para ti.

Dale a tu arbusto de arándanos suficiente espacio, preferiblemente dos pies y medio de diámetro, y un pie de profundidad para cada arbusto. Cava un agujero, y saca aproximadamente la mitad de la tierra. Agrega una cantidad igual de musgo de turba previamente humedecido. Mezcla bien.

Si estás plantando tus arbustos en zonas elevadas, usa cantidades iguales de musgo de turba y corteza o mezcla de planificación. Evita el cedro y la corteza de secoya.

2. Da a tus arbustos de arándanos suficiente espacio

Separa sus arbustos a 2-2.5 pies, o proporciona espacio de 6 pies para un arbusto. Si estás plantando los arbustos en filas, separa de 8 a 10 pies.
   
3. El proceso de siembra

La primavera y el otoño son las mejores estaciones de plantación. Sin embargo, en algunas áreas del mundo, los arándanos se pueden plantar en cualquier estación.

Si usas arbustos bebé, retira cuidadosamente el arbusto. A continuación, limpia la capa cortical de la raíz de arándano.

Añade alrededor de media pulgada más de tierra de siembra que la capa superior del suelo. Presiona el suelo alrededor de la raíz, y agrega el resto de la tierra. Regar tu planta bebé sería realmente bueno.

4. Cortezas

Las  guirnaldas, aserrín, pajote de corteza, recortes de césped funcionan mejor para este propósito. Los arbustos de arándanos tienen raíces poco profundas, lo que significa que las guirnaldas son más que bienvenidas aquí.

Añade alrededor de 2 a 4 pulgadas de guirnalda para preservar la humedad, mantener las malas hierbas lejos, y proporcionar materia orgánica. Repite el proceso cada año, y recuerda, nunca debes usar aserrín de cedro y árbol de secoya.

5. Poda

Esto fortalecerá tu arbusto y te dará frutas más grandes. Una vez que tu arbusto comienza a crecer, pódalo regularmente para asegurarte de que sea lo suficientemente fuerte como para arrancar sus frutos.

Corta cualquier flor que aparezca. La poda regular hará que tu planta sea fuerte y saludable.

Consejos sobre la poda adecuada:

·         Elimina los crecimientos de la parte inferior del arbusto  de arándano
·         Elimina las hojas muertas
·         Elimina las ramas cortas y descoloridas
·         Retira la mitad de la madera
   
6. Fertilización

Siempre usa fertilizantes orgánicos. La harina de sangre y la semilla de algodón funcionan mejor. Los abonos pueden dañar tus arbustos, así que trata de evitarlos.

Fuentes y referencias: