A los oncólogos no les gusta el tratamiento del cáncer con bicarbonato de sodio porque es demasiado eficaz y demasiado barato



El cáncer se ha convertido en la mayor amenaza para nuestra salud, por lo que su diagnóstico se entiende inmediatamente como "fin del juego".

Sin embargo, muchas personas no son conscientes del hecho de que hay otras opciones para tratar esta enfermedad, además de la quimioterapia y otros métodos convencionales.

La quimioterapia implica el uso de sustancias químicas (en la mayoría de los casos, medicamentos) para aliviar el proceso de curación de la mayoría de las enfermedades cancerosas. Puede usarse para tratar las enfermedades o simplemente para calmar los síntomas.

Tiene sus ventajas y desventajas, pero desgraciadamente, estas últimas son numerosas. Sus efectos adversos incluyen diarrea, pérdida de cabello, estreñimiento, náuseas y vómitos, y tiene consecuencias graves en el estado físico, mental, psicosocial y emocional.

En la mayoría de los casos, los pacientes necesitan permanecer en el hospital durante el tratamiento,  también cambia el amor del individuo.

Sin embargo, la quimioterapia no es la única opción. La radiación es otro tratamiento común del cáncer. Numerosos expertos sugieren una cirugía si las células afectadas se encuentran en una parte específica del cuerpo.



Sin embargo, la medicina está avanzando con el tiempo, así que hoy en día, también se ofrecen nuevos tratamientos, como inmunoterapia, terapia fotodinámica, trasplante de células madre, terapia dirigida y mucho más.

A pesar de esto, no podemos estar seguros de los efectos finales de estos tratamientos hasta que se demuestre que curan el cáncer.

Hasta entonces, lo mejor es confiar en un método más antiguo, completamente natural, sin químicos, usando bicarbonato de sodio. La revista Cancer Research publicó un estudio en 2009 que confirmó que el uso de bicarbonato de sodio puede detener con éxito el cáncer.

Los autores del estudio lo inyectaron en ratones, y determinaron la forma en que se detuvo el crecimiento y la propagación de los tumores de cáncer. Es decir, aumentó los niveles de pH del órgano afectado por la enfermedad. Logró reducir las metástasis espontáneas en ratones inducidos con cáncer de mama.

Por otra parte, los investigadores encontraron que elevó los niveles de pH fuera de las células, lo que significa que el bicarbonato de sodio hace que el microambiente no convenga para el crecimiento del tumor, pero no interfiere con el metabolismo celular.

Con el fin de utilizar los efectos beneficiosos de bicarbonato de sodio en el tratamiento del cáncer en el hogar, es necesario utilizarlo en combinación con jarabe de arce, melaza o miel.

El Dr. Sircus en su libro documentó los efectos de la combinación de bicarbonato sódico y melaza en el caso de un paciente que trataba con cáncer de próstata y se había metastatizado en sus huesos.

Este paciente mezcló una cucharadita de bicarbonato de sodio con una cucharadita de melaza en una taza de agua y la consumió el primer día. Repitió esto durante tres días más, después de lo cual el nivel de pH de su saliva fue de 7,0 y en sus resultados de orina se leyeron 7,5.

Estos resultados lo estimularon a continuar con el tratamiento, pero esta vez, tomó la solución dos veces al día. Hasta el décimo día, tomó 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio y 2 cucharadas de melaza dos veces al día.

Esto aumentó los niveles de pH a 8,5, y los únicos efectos secundarios que experimentó fueron el sudor nocturno y dolores de cabeza.

Al día siguiente, los resultados de las pruebas médicas que se realizó, incluyendo una gammagrafía ósea, mostraron que su nivel de PSA (antígeno prostático específico, la proteína usada para determinar la gravedad del agrandamiento de la próstata y el cáncer de próstata) se redujo de 22,3 en el punto Del diagnóstico a 0,1.

Otra forma de usar bicarbonato de sodio en el tratamiento del cáncer es mezclar 90 cucharaditas de jarabe de arce con 30 cucharaditas de bicarbonato de sodio.

Inicialmente, calienta el jarabe de arce hasta que se vuelva menos viscoso, añade el bicarbonato de sodio y agita durante 5 minutos hasta que esté completamente disuelto. Esta preparación es suficiente para un tratamiento de 10 días. Toma de 5 a 7 cucharadas por día.

Si tomas bicarbonato de sodio para tratar el desequilibrio, ten en cuenta que sus efectos secundarios incluyen problemas de corazón, edema y cambios en la presión arterial.


Fuentes relacionadas en el artículo de Prevent Disease:


Autor:

Dave Mihalovic es un doctor Naturopatico que se especializa en prevención del cáncer y un acercamiento natural al tratamiento.