Si comes ajo y miel en ayunas durante 7 días, esto es lo que sucederá a tu cuerpo



Esta maravilla de la naturaleza es sin duda un ingrediente digno de incluirse de inmediato en tu dieta diaria!

El ajo no sólo da un sabor específico a la comida, sino también puede ser utilizado como un remedio de gran alcance para el tratamiento de muchos problemas de salud.

Por lo general, el ajo cocido se sirve como parte de diferentes comidas. Sin embargo, comerlo crudo es crucial para obtener sus beneficios curativos.

El ajo es considerado como altamente eficaz para mejorar la salud del corazón. Puede bajar el colesterol y la presión arterial alta, prevenir los ataques al corazón y enfermedades del corazón, y revertir los efectos de la aterosclerosis.

El bulbo es también beneficioso para los problemas de salud comunes de todos los días, incluyendo la gripe y el resfriado, las infecciones por hongos, fiebre del heno, la diarrea del viajero, y las picaduras de insectos. Por otra parte, puede estimular el sistema inmunológico y la capacidad de tu cuerpo para eliminar las toxinas dañinas.

El consumo regular de ajo puede ayudar a tratar la diabetes, próstata agrandada, y la osteoartritis.

En combinación con cebolla y jengibre, el ajo puede ayudar a desintoxicar tu cuerpo de la quimioterapia.

Cómo utilizar ajo

El hecho de que la alicina, conocida como el principio activo de ajo se desnaturaliza por el calor, indica que la mejor manera de consumir ajo es cruda. Con el fin de obtener los mejores resultados, debe triturar y picar el diente de ajo y dejarlo reposar durante 15 minutos antes de consumirlo. De este modo, una reacción química se activa, lo que hará que la alicina este más biodisponible.

Y también es muy importante comerlo con el estómago vacío. Cuando el estómago se siente abrumado con la comida, esto puede causar algunas dificultades para que el cuerpo pueda absorber y procesar todos los nutrientes.

La combinación de ajo con miel es una gran manera de añadir el ajo crudo a tu dieta:

Debes tomar 2 o 3 dientes de ajo, cortarlos en trozos pequeños y mezclarlos con una cucharada de miel. Consume esta mezcla a diario y en una semana verá mejoras sorprendentes: te darás cuenta de que tus niveles de energía se incrementan y te sentirás más saludable.

¿Cómo hacer un tónico de ajo contra la gripe?

Si tienes piel sensible, te recomendamos que uses guantes y asegúrate de no frotar los ojos mientras preparas este tónico debido a que los aceites naturales del ajo pueden causar quemaduras en la piel o erupción.

Ingredientes necesarios:

·         5 dientes de ajo picado
·         Media cebolla amarilla picada
·         2 chiles picados
·         1 cucharada de jengibre picado
·         El vinagre de manzana, sin filtrar y crudo
·         El jugo de 1 limón

Instrucciones:

Debes tomar una jarra de 350ml a 500ml y llenarla con la cebolla primero. A continuación, añade el ajo. A continuación, debes añadir los chiles rojos y luego añadir una capa de jengibre.

Exprime el limón en otro recipiente, desecha las semillas y vierte el jugo en la jarra. Al final, debes añadir el vinagre de sidra de manzana. Cierra el frasco y colócalo en la despensa.

Tu tónico está listo para su uso! Te sorprenderás de los resultados!