Quieres dejar de fumar? esta hierba destruye al instante tu deseo por la nicotina (y cómo cultivarla)



Todos sabemos que fumar es malo para nuestra salud. Sin embargo, para algunas personas, dejar de fumar es lo más difícil en este planeta.

La nicotina es lo que realmente te hace seguir fumando. Es altamente adictiva, y hace que el cuerpo anhele por más. Por lo tanto, cuanto más se fuma, tu cuerpo necesita más nicotina.

Cuando no se da al cuerpo lo que necesita, es probable que sientas malestar y ganas de "morir" por un cigarrillo. Esta es la fase de retirada, y se necesita tiempo antes de que te acostumbres a vivir una vida sin cigarrillos. Los síntomas físicos desaparecen al cabo de una semana, pero las ansias te molestaran durante bastante tiempo.

Si estás decidido a dejar de fumar, considera probar la Stevia.

El poder de la Stevia

Un reciente estudio alemán ha demostrado que la Stevia puede ayudar a dejar de fumar y evitar el alcohol.

La Stevia pertenece a la familia de los crisantemos nativos de Paraguay. Se ha utilizado durante mucho tiempo como un edulcorante.

Bloquea las señales de ansia en tu cerebro, y no anhelaras un cigarrillo.

Si estás tratando de dejar de fumar, un par de gotas de stevia va a hacer el truco para ti. Déjalas caer directamente sobre la lengua cada vez que tengas un antojo de fumar. Este truco proporciona un efecto instantáneo, y reduce la ansiedad.

Buscar la stevia líquida o en polvo. La puedes encontrar en los supermercados y tiendas de alimentos saludables. Busca en el pasillo de productos para hornear o alimentos saludables.

También se recomienda la stevia para aquellos que están tratando de perder peso y regular la presión arterial. Funciona bien para los diabéticos. Pero, como ya dijimos, su mayor virtud es su capacidad para matar el deseo de nicotina. Utilízala como un producto para la cara, porque nutre,  tensa y alisa la piel. La Stevia también es un agente anti-acné excelente. La utilizan para tratar la dermatitis también.

Cultivar stevia en casa

La stevia es una planta perenne. Le gusta el sol caliente y no puede sobrevivir en condiciones de congelación. Sin embargo, su raíz puede sobrevivir en las zonas 9 y cálidos, y crece de nuevo en primavera. Si está bien protegida, puede sobrevivir en la zona 8, también.

Plántala en envases de 12 pulgadas, y asegúrate de usar tierra para macetas de alta calidad. Mantén la luz solar directa, y el agrega agua siempre que la superficie de la tierra este seca.

Tierra, cultivo y cuidado

Asegúrate de que tu planta de stevia tenga 18 pulgadas de espacio libre. Utiliza tierra suelta, arcillosa y bien drenada, porque eso es exactamente lo que le gusta a esta planta. Crece de 1 a 3 pies de altura. Por supuesto, esto depende de la temporada de crecimiento. Espera a que la nieve pase antes de plantar tu planta de stevia. Utiliza compost o tierra abonada y especies vegetales hortalizas y restos de alimentos. Sigue las instrucciones de la etiqueta. Has un acolchado para evitar que tu stevia se seque en verano. Si plantas tu stevia en una olla, asegurate de que reciba el mismo alimento de las plantas y cuidados.

Solución de problemas

Ten en cuenta que la Stevia no le gusta el suelo empapado. Un buen drenaje es de importancia esencial, de lo contrario la raíz se pudre. Si tu planta todavía se está marchitando después de haber sido regada, sus raíces probablemente están podridas. Algunos insectos también pueden ser un problema.

Cosecha y almacenamiento

La Stevia florece en otoño, por lo que se pueden recortar las flores. De esta manera la planta tendrá  nuevas hojas.

La Stevia tiene pequeñas flores blancas en otoño. En esta época del año la planta se extiende hacia fuera, y no tiene demasiadas hojas buenas. Corta las flores, y la planta dará hojas nuevas.

Las hojas de Stevia son más dulces en otoño. La planta tiene un sabor mucho mejor antes de que comience a florecer.

Seca tus hojas de Stevia, y podrás usarlas por más tiempo. Corta los tallos y hojas, y retiralos. Espárcelos sobre tela o alguna superficie no metálica. Asegúrate de secar las hojas afuera en el sol.

Las hojas se secan en un solo día. Recógelas en un recipiente antes de que se humedezcan. Los deshidratadores de alimentos también funcionan bien. Aplasta tus hojas de Stevia secas con la mano o usa un procesador de alimentos para hacer polvo de ellas.

Almacena tu polvo de stevia u hojas stevia trituradas en recipientes herméticos. El polvo no puede disolverse, pero seguro que va a endulzar tus bebidas y alimentos.