Ketchup Heinz sancionada, hay 3 razones principales por las que debes evitarla para siempre



El objetivo de este artículo es proporcionar algo de información sobre Ketchup Heinz y te dará varias buenas razones para evitar su consumo con el fin de evitar efectos secundarios graves.

Esta salsa de tomate ha sido prohibida en Israel, debido al hecho de que es demasiado baja en contenido de tomate, que ni siquiera puede ser considerada como la salsa de tomate!

Sin embargo, te damos tres más razones para dejar de comprarla:

1.       No tiene ningún valor nutricional

Esta salsa de tomate no tiene ningún nutriente, no hay proteínas, vitaminas, fibra, ni minerales. Tiene una pequeña cantidad de pasta de tomate con un contenido de licopeno cocinado casi insignificantemente. En realidad, se basa en los transgénicos, el azúcar y los productos químicos.

2.       Contiene jarabe de maíz de alta fructosa

El jarabe de alta fructosa en la salsa de tomate Heinz está hecho de maíz transgénico. Los médicos afirman que su consumo regular puede aumentar el riesgo de obesidad, enfermedades del corazón y diabetes. Un estudio reciente ha encontrado también que este jarabe de alta fructosa es abundante en mercurio, que es un metal pesado tóxico, y causa problemas de salud muy serios.

3.       Contiene azúcar y vinagre destilado

Esto incluye la salsa de tomate, azúcar y vinagre destilado, y cada porción, o una cucharada, tiene 4 gramos de azúcar, que es mucho. Por otro lado, el vinagre destilado también está hecho de maíz modificado genéticamente, que se trata con productos químicos tóxicos y pesticidas.

Por otra parte, también tiene un alto contenido de azúcar, que también ha sido modificado genéticamente. El consumo de altas cantidades de azúcar, sin otros nutrientes o fibra, puede aumentar drásticamente los niveles de azúcar en la sangre y conducir a daños en hígado y el páncreas.

Recuerda que con el fin de mejorar y prevenir diversos problemas de salud, debes utilizar solamente los alimentos, naturales y orgánicos libres de transgénicos, y evitar los productos cargados de productos químicos.

Fuentes y Referencias: