Estas semillas matan las células del cáncer, afectan tu sueño, mejoran tu vista y mucho más



Las semillas de calabaza durante mucho tiempo han sido valoradas como fuente del mineral zinc, y la Organización Mundial de la Salud recomienda su consumo como una buena manera de obtener este nutriente.

Si deseas maximizar la cantidad de zinc que obtienes a partir de las semillas de calabaza, se recomienda que consideres comprarla sin cascaras.

Calabazas, y sus semillas, son nativas de las Américas, y las especies indígenas se encuentran en América del Norte, América del Sur y América Central.

Las semillas de calabaza son un alimento celebrado entre muchas tribus de nativos americanos, que las  han atesorado tanto por sus propiedades dietéticas como medicinales. En América del Sur, la popularidad de las semillas de calabaza se ha remontado tan atrás como las culturas azteca de 1300 a 1500 dC.

Vamos a echar un vistazo a algunos de los increíbles beneficios de estas fantásticas semillas...
·         Matan el cáncer

Según un estudio español, las semillas de calabaza tienen algunos componentes que son excelentes para matar las células cancerosas. Las semillas de calabaza contienen compuestos que combaten eficazmente las células cancerosas. De hecho, las semillas de calabaza son eficaces contra diferentes tipos de cáncer y tienen propiedades anti-inflamatorias. Un estudio realizado en Alemania mostró que las mujeres que pasan por la menopausia deberían consumir semillas de calabaza a diario y tendrán 23% menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama.

·         Prevención del insomnio





Las semillas de calabaza son una fuente rica de triptófano, un aminoácido. El triptófano se ha utilizado para tratar el insomnio crónico debido a que el cuerpo convierte en melatonina, la "hormona del sueño.

Un estudio publicado en Neurociencia Nutricional sugirió que el consumo de triptófano a partir de una semilla de calabaza junto a una fuente de carbohidratos era comparable al triptófano de calidad farmacéutica para el tratamiento del insomnio.

Comer un par de semillas de calabaza antes de acostarse, con una pequeña cantidad de carbohidratos, tales como una pieza de fruta, puede ser beneficioso en proporcionar a tu cuerpo con el triptófano necesario para la producción de melatonina.



Mejoran la vista

Las semillas de la calabaza son una fuente rica de zinc, que es crucial para el sistema inmunológico. Por otra parte, pueden mejorar tu sueño, la visión, la piel y el estado de ánimo.

Es más, estas beneficiosas semillas son abundantes en manganeso, fibras, potasio, fósforo y proteínas.

Por lo tanto, estas semillas también pueden ayudarte a perder peso, ya que son una rica fuente de proteínas, y pueden mantenerte lleno. 30 g de semillas de calabaza contienen 5 g de proteína.

·         Son bombas de proteínas de origen vegetal

De acuerdo con la base de datos nutricional del USDA, así es como 1 taza de semillas de calabaza tostadas acumula una nutrición racional: (Otras fuentes no aportan niveles tan altos, pero estamos pegando con los datos más conservadores-USDA).

·         285 calorías
·         11,87 gramos de proteínas
·         12,42 g de grasa
·         11,8 g de fibra dietética

¿Ves toda esa proteína? ¡Quieres eso! Aunque la proteína de origen vegetal difiere de las de origen animal, es igual de importante y las semillas de calabaza son una gran manera de aumentar tu ingesta de proteínas sin tener que recurrir a la carne roja. La fibra es una gran ventaja también; y mientras el contenido de grasa se ve elevado, predominantemente tiene "grasas saludables", las cuales  muchos de nosotros no conseguimos lo suficiente.

 Aumentan el nivel de potasio

Al cuerpo le gusta el potasio no solo para trabajos tales como ayudar a que los músculos se contraigan, la regulación de los fluidos, el equilibrio de los minerales y el mantenimiento de la presión arterial; sino que también puede ayudar a reducir el riesgo de cálculos renales recurrentes y pérdida de masa ósea cuando el cuerpo envejece. El Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias recomienda que los adultos consuman al menos 4.700 miligramos de potasio por día, que es dos veces más de lo que la mayoría de las personas consiguen. Las semillas de calabaza son una fuente particularmente rica de este importante mineral con 588 mg por taza. Compara esto con la famosa fuente de potasio conocido como el plátano, uno mediano proporciona 422 mg.

·         Ayudan con la salud de la próstata

La investigación sugiere que el aceite de semilla de calabaza y las semillas de calabaza pueden ser beneficiosas en el apoyo a la salud de la próstata, así como el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata (HBP, o agrandamiento de la próstata). La revista Prevention informa que las semillas de calabaza tienen compuestos protectores conocidos como fitoesteroles, los cuales podrían ser responsables de la reducción de la próstata. También ofrecen productos químicos que pueden impedir la transformación de la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), que se asocia con el agrandamiento de la próstata.



·         Pueden hacerte feliz!

La revista Shape sugiere que la L-triptófano en las semillas de calabaza pueden mejorar el estado de ánimo de forma natural e incluso puede ser eficaz contra la depresión. (No te hará daño inténtalo) Mientras tanto, The Times of India sugiere que comer semillas de calabaza unas pocas horas antes de acostarse para el L-triptófano (que se utiliza en la producción de melatonina y serotonina) puede ayudar a fomentar una buena noche de sueño.

Si te gusto leer este artículo y quieres ver más como éste, estaría honrado si deseas ayudarnos a difundir la palabra y compartirla con tus amigos y familiares. Únete a nosotros en nuestra búsqueda para promover la libre información útil para todos!