Elimina la gastritis y la acidez en un parpadeo con este remedio natural de gran alcance



El estómago es un órgano interno que se establece en el área entre el intestino delgado y el esófago. 

Es el lugar donde se produce la mayor parte de la digestión.

Los ácidos en el estómago tienen bajos niveles de pH, lo cual es suficiente para destruir las bacterias que entra en nuestros cuerpos a través de los alimentos que comemos.

De esta manera el tracto intestinal está protegido de posibles infecciones que podrían causar diarrea. Pero, este órgano es propenso a infecciones y enfermedades como la gastritis provocada por una inflamación particular de la mucosa, lo que conduce a problemas como hinchazón, ardor de estómago, pérdida de apetito, sangrado y dolor epigástrico.

La gastritis es desencadenada por varios factores como:

·         Fumar
·         El consumo excesivo de alcohol
·         Estrés crónico
·         Hábitos alimentarios poco saludables
·         El uso excesivo de AINE, y otros medicamentos similares
·         Pylori

Hay muchas terapias convencionales para la gastritis, pero la mayoría de los medicamentos causan efectos secundarios dañinos que no son tan cómodos para los enfermos diagnosticados con esta dolencia.

Sin embargo, puedes utilizar algunos grandes remedios naturales y aliviar tus problemas de gastritis sin el riesgo de efectos secundarios potenciales.

Los remedios naturales para la gastritis

1. Agua de arroz

Cocina 2 tazas de arroz en un litro de agua.
Cuela el agua y deja que se enfríe.
Bebe el agua de arroz para reducir la acidez y tratar la gastritis

2. Jugo de zanahoria y apio

Mezcla 2 zanahoria, algunos tallos de apio y un poco de agua.
Mezcla hasta que estén suaves.

Este jugo de vegetales a calmar la gastritis y aliviara el ardor de estómago.

3. Jengibre y pera

Mezcla ambos ingredientes y disfruta de esta bebida. Sus propiedades antibióticas y antiinflamatorias potentes funcionan bien contra las bacterias peligrosas en el estómago.

4. Manzana y manzanilla

Pela y corta una manzana. Añádela a una sartén, vierte un poco de agua y agrega unas flores de manzanilla frescas. Deja hervir la mezcla y deja enfriar a temperatura ambiente. Bebe el líquido todos los días.

5. Agua de perejil

Mezcla un litro de agua y un poco de perejil. Bebe el agua de perejil todos los días, y se puede mantener en la nevera.