DEA ridiculizada: American Epilepsy Society anuncian que el extracto de cannabis reduce las convulsiones epilépticas en niños



La Drug Enforcement Agency (DEA) de Los Estados Unidos continúa mostrando su arrogancia, al negarse a quitar la marihuana de la lista 1 de la Ley de Control de Sustancias (CSA).

Pero gracias a los organismos profesionales certificados en el país, más y más detalles sobre la eficacia médica de la planta están siendo revelados.

El 11 de agosto del año 2016 El DEA rechazó dos peticiones. Una era de los gobernadores de Rhode Island y Washington, y la otra de un residente de Nuevo México, solicitando que la marihuana sea retirada de la Lista I de la CSA. La eliminación de la Lista I habría asegurado que la investigación científica oficial se realice en la planta, a través de Estados Unidos.

Pero la DEA sigue sostenido que la marihuana tiene un alto potencial de abuso; ningún uso médico; problemas de seguridad graves; ya que no hay ninguna investigación científica disponible para probar lo contrario.




Esta respuesta arrogante de la DEA ha enfadado a los funcionarios del estado de Washington, que ahora están diciendo que el Estado va a desafiar la prohibición federal para emitir licencias a laboratorios en el estado para cultivar marihuana para el estudio científico.

Además, un estudio llevado a cabo recientemente por dos investigadores de la Universidad de Georgia arrojo más luz sobre los beneficios medicinales y económicos de la marihuana. El estudio, publicado en la revista Health Affairs, reveló que la legalización de la marihuana con fines medicinales ha ayudado a Estados Unidos a ahorrar US $ 165,2 millones de dólares en costos de atención médica en el año 2013, solamente.

Para añadir al creciente cuerpo de evidencia de destreza médico de la marihuana, una organización benéfica médica en Illinois, The American Epilepsy Society (AES), ha anunciado ahora, que un estudio supervisado ha demostrado que la marihuana es una cura efectiva para las convulsiones, especialmente en niños. La AES ha aceptado el estudio en su diario en línea.



El alentador anuncio fue hecho en la reunión anual de la AES. Se dijo que el estudio fue el mayor estudio que muestra cada vez más que la marihuana es capaz de curar las convulsiones.

Según las estadísticas, la epilepsia afecta a uno de cada 26 estadounidenses durante su vida. Un tercio dice que tiene una forma de la condición que se resiste al tratamiento o gestión eficaz. Sin embargo, los niños y los adultos jóvenes son los más vulnerables a esta enfermedad devastadora.

Según el estudio, el cannabidiol (CBD), un extracto no psicoactivo del cannabis, puede proporcionar la mejor opción para el tratamiento de la epilepsia, especialmente en los niños.

Durante el estudio, 261 pacientes recibieron tratamiento con CDB. Los resultados mostraron que el 45% experimentó una reducción significativa en la frecuencia de las crisis, con un 9% luego de tres meses del tratamiento CDB libres de crisis. El investigador dijo que, incluso después de que el estudio finalizo, algunos niños siguieron beneficiándose de la planta.

El autor principal del estudio, el Dr. Orrin Devinsky dijo: "En los períodos posteriores, que eran muy alentadores, el 9 por ciento de todos los pacientes y el 13 por ciento de las personas con Síndrome de Dravet o epilepsia estaban libres de crisis. Muchos nunca volvieron a tener convulsiones".

En el pasado, The Free Thought Project ha cubierto muchas historias de CDB que proporcionan beneficios milagrosos a los niños que sufren de ataques epilépticos resistentes al tratamiento.



Con la evidencia científica acumulanda, ya no puede negarse que el cannabis ofrece una serie de tratamientos médicos, incluyendo las convulsiones. Muchos comentaristas en los Estados Unidos creen ahora que la DEA y el gobierno federal deben levantar la prohibición de la marihuana, con el fin de permitir más investigación científica pueda llevarse a cabo de la planta.

"Como profesional, he conocido familias que se trasladan a Colorado, y muchos intentan con varios productos diferentes. Como médico, a menudo no me siento bien ya que sé cuál de estos muchos factores está contribuyendo a un paciente para mejor o empeorar. Necesitamos absolutamente, datos científicos rigurosos sobre esto ", añadió el Dr. Devinsky.


Si te gusto leer este artículo y quieres ver más como éste, estaría honrado si deseas ayudarnos a difundir la palabra y compartirla con tus amigos y familiares. Únete a nosotros en nuestra búsqueda para promover la libre información útil para todos!