Cómo comer semillas de papaya para desintoxicar el hígado, los riñones y el tracto digestivo naturalmente



Con su sabor dulce, de consistencia blanda, similar a la mantequilla y matices de almizcle, no es de extrañar por qué Cristóbal Colón describió la papaya como el "fruto de los ángeles". Esta fruta tiene un alto valor nutricional que proporciona muchos beneficios para la salud. Debido a sus fuertes propiedades anti-inflamatorias, la papaya se puede utilizar como un poderoso remedio para el tratamiento de numerosos problemas de salud, incluyendo cáncer, el nivel de azúcar en la sangre, enfermedades del corazón, heridas y problemas digestivos.

Sin embargo, podemos suponer que todo este tiempo cada vez que comes papaya, tiras a la basura sus semillas sin tener idea de que en realidad las semillas son las que hacen que esta fruta sea tan beneficiosa.

Así que, ahora que estás familiarizado con el hecho de que las semillas de papaya pueden proporcionar muchos beneficios para la salud, puedes empezar a comer la fruta entera y disfrutar de sus beneficios!

Beneficios para la salud de las semillas de papaya

Mejora la salud digestiva

La Papaya se considera como extremadamente útil para mejorar la función del sistema digestivo. Las semillas de esta fruta tienen propiedades antiparasitarias y antibacterianas potentes, responsables de la capacidad de la fruta para eliminar los microorganismos nocivos de tu tracto intestinal.

Por otra parte, hay que mencionar que esta fruta tiene fuertes propiedades anti-patógenos, por lo que comen solamente 1 cucharada de semillas de papaya te puede ayudar con la intoxicación alimentaria ya que mata las bacterias que causan el problema.

 Previenen el cáncer

Las semillas de papaya tienen compuestos fenólicos y flavonoides en su contenido, que han sido identificados como antioxidantes naturales y que tienen la capacidad de ralentizar el crecimiento de células tumorales. El isotiocianato de fitonutrientes puede prevenir el cáncer de mama, próstata, pulmones, y de colon.

Desintoxican el hígado

Durante muchos años, la medicina tradicional china ha estado utilizando las semillas de papaya para eliminar las toxinas del cuerpo, mejorando así las funciones vitales del hígado.

Varios estudios afirman que la papaya puede ser significativamente útil para las personas que sufren de hígado graso (cirrosis hepática). El consumo regular de 1 cucharada de semillas de papaya al día puede ayudar a desintoxicar el hígado. Sin embargo, es necesario hacer un poco de dieta y un cambio en el estilo de vida, así como dejar de beber, para que puedas obtener los mejores resultados.

Desintoxican los riñones

Las semillas de papaya también son muy beneficiosas para desintoxicar los riñones. Debido a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, son capaces de proteger los riñones de la inflamación inducida por las toxinas.

 Reducen la presión arterial alta

Según muchos estudios realizados en ratas de laboratorio, la papaya puede proporcionar mejoras significativas en la salud cardiovascular. Carpaine-a es un compuesto que se encuentra en la fruta entera, incluyendo sus semillas y hojas que demuestra ser eficaz para reducir la diastólica, sistólica y la presión arterial media (MAP).

 Reducen la inflamación en las enfermedades inflamatorias

La potente enzimas papaína y quimopapaína y las propiedades antiinflamatorias potentes hacen de estas semillas significativamente útiles para combatir la inflamación en el cuerpo, tales como el asma, la gota, dolores en las articulaciones, y la artritis.

 Anticonceptivo natural

Durante muchos años, la cultura de la India ha estado utilizando las semillas de papaya como una forma de anticonceptivo natural. En el caso de que quieras quedar embarazada, debes evitar el consumo de semillas de papaya. Los estudios realizados en ratas machos que estaban comiendo semillas de papaya durante algún periodo de tiempo, alegaron que se redujo la producción de su esperma.