Wi-Fi: Un asesino silencioso que nos mata lentamente



En la sociedad moderna, todo el mundo es adicto a Internet. Esto se hace aún más fácil con la revolución de la conexión Wi-Fi, ya que ahora somos capaces de navegar por la red siempre que lo necesitemos, sin importar dónde estemos o a donde vayamos.

Sin embargo, cuando se trata de nuestra seguridad, las empresas que producen los routers de Wi-Fi, tienen que seguir unas normas estrictas con el fin de que estos dispositivos sean seguros para nuestra salud. Sin embargo, vamos a revelar algunos hechos teniendo en cuenta la seguridad de los dispositivos inalámbricos y los routers de Wi-Fi:

Lo primero que debemos examinar es la forma en que un dispositivo está conectado al router sin cables. Bueno, los dispositivos inalámbricos, como teléfonos celulares, tabletas y ordenadores portátiles, emiten señales WLAN (ondas electromagnéticas) con el fin de conectar con el router.

Sin embargo, el circuito de estas señales daña nuestra salud en un número de maneras. La Agencia de Salud británica llevó a cabo un estudio que demostró que los routers ponen en peligro nuestra salud y el crecimiento de ambos, personas y plantas.

Estas son algunas de las consecuencias de la exposición al Wi-Fi:

·         Problemas de concentración

·         Dolor de oídos

·         Intensos dolores de cabeza frecuentes

·         Fatiga crónica

·         Problemas de sueño

Sin embargo, es un hecho que no podemos evitar por completo el uso de las nuevas tecnologías. Por lo tanto, no podemos aconsejarte que deje de usar los dispositivos inalámbricos y routers Wi-Fi, pero podemos darte algunos consejos útiles sobre cómo limitar su influencia dañina y reducir sus efectos secundarios:

·         Asegúrate de desconectar los programas Wi-Fi antes de ir a dormir.

·         No debes mantener el router en la cocina o el dormitorio.

·         Utiliza los teléfonos con cables cuando están en casa, con el fin de reducir las ondas electromagnéticas.

·         Apaga el Wi-Fi cuando no lo uses, ya que puedes impedir que las ondas electromagnéticas perjudiquen el crecimiento de los niños.

Fuente / Referencia:


Otras fuentes incluyen enlaces en el artículo: tdhealthyfood.com