11 razones por las que las vacunas contra la gripe son más peligrosas que la propia gripe



El veredicto está fuera de las vacunas contra la gripe. Muchos expertos médicos están de acuerdo en que es más importante protegerte y proteger a tu familia de la vacuna contra la gripe que de la gripe en sí.

Cada año, la industria farmacéutica, los expertos médicos y la corriente principal de los medios trabajan duro para convencer a las personas de vacunarse contra la gripe.

Sin embargo, no se nos dice toda la historia.

Lo que no se oye, son los casos sobre las reacciones adversas o sobre los productos químicos tóxicos que nos inyectan.

Lee abajo:

11 razones por las que las vacunas contra la gripe son más peligrosas que la propia gripe.

 Fuentes de este artículo incluyen:


  
1. La vacuna contra la gripe en realidad te hace mal, para empezar

¿Alguna vez has notado cómo los niños vacunados se enferman casi inmediatamente después de la vacunación? Esto es debido a que el virus de la gripe se introduce en sus cuerpos. Así que en lugar de inmunizar, la vacuna contra la gripe en realidad sólo sensibiliza al cuerpo contra el virus. Y el hecho de que haga que las personas se enferman después de inyectarse indica inmunosupresión (es decir, la reducción de la inmunidad).

2. Las vacunas contra la gripe contienen otros ingredientes peligrosos como el mercurio

La industria farmacéutica, los expertos médicos y los medios de comunicación son sinceros en decirnos que las vacunas contra la gripe contienen las cepas del virus de la gripe. Lo que son menos propensos a revelar, es la larga lista de otros ingredientes que vienen con la vacuna. Ahora es un hecho conocido que las vacunas contra la gripe contienen mercurio, un metal pesado que se considera peligroso para la salud humana. La toxicidad del mercurio puede causar depresión, pérdida de memoria, enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios, ADD, problemas de salud oral, desequilibrios digestivos y otros problemas de salud graves.

 3. La vacuna contra la gripe puede causar la enfermedad de Alzheimer

La evidencia sugiere ahora que las vacunas contra la gripe pueden causar la enfermedad de Alzheimer. Las investigaciones realizadas por el Dr. Hugh Fudenberg, un líder immunogeneticista, muestra que aquellos que constantemente reciben la vacuna contra la gripe aumentan su riesgo de enfermedad de Alzheimer en 10 veces. Se cree que esto es debido a la combinación tóxica de aluminio y mercurio en la vacuna. Además, la introducción del virus de la gripe a una persona de edad avanzada (que con la edad, naturalmente, tienen un sistema inmunológico más débil) sólo aumentará las posibilidades de que la persona sea más susceptible desarrolle una enfermedad más grave.

4. Las mismas personas que empujan las vacunas contra la gripe están haciendo miles de millones de dólares cada año

En agosto de 1999, la Comisión de Reforma del Gobierno inició una investigación sobre la política federal de las vacunas. Esta investigación se centró en los posibles conflictos de interés por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). La investigación llegó a la conclusión de que muchos individuos que sirven en dos comités asesores clave tenían vínculos financieros con las compañías farmacéuticas que fabrican las vacunas. A menudo, estos individuos se les concedió la exención de participar plenamente en los debates que condujeron a las recomendaciones sobre la concesión de licencias de vacunas y agregando vacunas al Programa de vacunación de la niñez. Esto en sí mismo crea serias dudas en cuanto a cuan eficaces las vacunas contra la gripe son en realidad.

5. La falta de evidencia real de que incluso los niños pequeños se benefician de vacunas contra la gripe

En 51 estudios con 260.000 niños de 6 a 23 meses no se encontraron pruebas de que la vacuna contra la gripe es más eficaz que un placebo. Además, las vacunas contra la gripe sólo protegen contra ciertas cepas del virus, lo que significa que todavía se puede contraer fácilmente la gripe si se entra en contacto con una cepa diferente del virus.

6. Nos hace más susceptible a la neumonía y otras enfermedades contagiosas

Para alguien con un sistema inmune ya suprimido, cepas inyectables del virus de la gripe pueden tener consecuencias devastadoras. Si tu cuerpo ya está trabajando para combatir un virus o simplemente operar con baja inmunidad, una inyección de vacuna podría poner su cuerpo en grave peligro de contraer la gripe con síntomas más fuertes, o lo que es peor la neumonía y otras enfermedades contagiosas.

7. Trastornos vasculares

La investigación médica muestra que las vacunas contra la gripe están asociadas con un mayor riesgo de inflamación vascular. Los síntomas incluyen fiebre, dolor de mandíbula, dolores musculares, dolor y rigidez en el cuello, los brazos, los hombros y las caderas y dolor de cabeza.

 8. Los niños menores de 1 año tienen más riesgo

Los niños menores de 1 año de edad son muy vulnerables a la violación neurotóxica del centro neurálgico delicado que rodea el cerebro y el sistema nervioso central. La primera ronda de la vacuna contra la gripe se administra a la edad de 6 meses. Un niño menor de 1 carece de suficiente protección contra daños prematuros en la barrera de sangre en el cerebro.

9. Aumento del riesgo de narcolepsia

Ha habido de casos de niños en 12 países diferentes que han desarrollado la narcolepsia (un trastorno crónico del sueño) después de recibir la vacuna contra la gripe. El estudio, que se llevó a cabo entre octubre de 2009 y diciembre de 2011, comparo 3,3 millones de suecos vacunados con 2,5 millones que no fueron vacunados. El riesgo se encontró que era más alta entre las personas más jóvenes que tomaron las vacunas. Para los menores de 21 años, el riesgo de contraer narcolepsia fue tres veces mayor.

10. Debilita las respuestas inmunológicas

Ha habido literalmente miles de artículos de revistas médicas publicadas que muestran que las vacunas inyectables pueden conducir a respuestas inmunológicas nocivas y una serie de otras infecciones. Por otra parte, la debilidad de las respuestas inmunológicas solamente disminuyen la capacidad de una persona para combatir las enfermedades contra las que se supone que las vacuna deben proteger en primer lugar.

 11. Trastornos neurológicos graves

La evidencia sugiere ahora que los ingredientes de las vacunas contra la gripe pueden causar trastornos neurológicos graves. En 1976, un número significativo de los que recibieron la vacuna contra la gripe desarrollaron el Síndrome de Guillain-Barré (GBS), un trastorno que se caracteriza por el daño nervioso permanente e incluso parálisis. Las vacunas contra la gripe pueden contener muchos materiales nocivos, incluyendo detergentes, mercurio, formaldehído, y cepas viva de virus de la gripe.

Fuente: whydontyoutrythis.com | Crédito de la imagen: Flickr / Blake Patterson