¿Sufres de mala circulación? Aquí está cómo resolver este problema en sólo 30 minutos!



Tanto los hombres como las mujeres son muy propensos a experimentar una mala circulación sanguínea en un determinado período de la vida.

Los problemas de circulación de la sangre pueden ocurrir como resultado de muchos factores, siendo los principales la mala nutrición y estilo de vida lento.

Una dieta adecuada y la actividad física son esenciales para la obtención de un régimen de vida saludable y prevenir numerosas enfermedades. Por esta razón es extremadamente relevante para ti hacer cumplir fuertes hábitos de comer bien y hacer ejercicio regularmente.

Entre otros sistemas del cuerpo, la circulación de la sangre humana puede sufrir en gran forma debido a la alimentación poco saludable y la inactividad física. Las grasas y sustancias nocivas asfixian los vasos sanguíneos, provocando así problemas de salud y que el organismo no funcione.

Si el sistema sanguíneo obstruido por períodos más largos de tiempo, la condición puede conducir a problemas de salud muy graves y trastornos.

En caso de que estés sufriendo o conozcas a alguien que sufra de mala circulación sanguínea, este artículo te enseñará cómo tratarla de modo adecuado, mediante la realización de un par de ejercicios importantes.

Ten en cuenta que la nutrición que prácticas es extremadamente importante para conseguir resultados favorables, también.

1. Ejercicios para el cuello

Comienza por mover la cabeza lentamente. En primer lugar, gira la cabeza hacia el hombro derecho y mantén esa posición durante varios segundos. Vuelve a la postura original, y luego repetir el giro a la izquierda. A continuación, empieza a mover la cabeza hacia arriba y hacia abajo, a  un ritmo lento y cuidadoso. Repite el ejercicio diez veces.

2. Extensión

Antes de participar cualquier ejercicio, es necesario estirar bien cada músculo. De esta manera, los músculos se calientan y se preparan para un entrenamiento más intenso, así evitaras lesiones y estimularas el flujo de sangre en el proceso.

3. Lagartijas

Temprano por la mañana intenta hacer diez flexiones con el estómago vacío. Este ejercicio estimulará el flujo sanguíneo en los brazos.

4. Manos y dedos

Este método simple consiste en estirar las manos y los dedos tanto como sea posible. El ejercicio termina formando lentamente un puño. Para obtener mejores resultados y prevenir los calambres, repite el ejercicio diez veces.

5. Excursionismo

Incluso la más leve alza puede poner tu circulación sanguínea en orden. Asegúrate de tener al menos tres caminatas a la semana y mejorar el flujo sanguíneo en general, especialmente en las piernas.

6. Baile

Bailar es muy recomendable para aliviar el estrés y mantener el cuerpo activo. No hay limitaciones en el tipo de baile que hagas, la idea general es moverse más y hacer algo que disfrutes a lo largo del camino.

Necesitarás sólo 30 minutos al día para completar los seis ejercicios.