No más arrugas y flacidez en la piel de tu cara. Sólo 2 ingredientes!



En el proceso de envejecimiento, la piel se arruga, así, y su elasticidad y tensión se reducen gradualmente.
Afortunadamente, las arrugas y la flacidez de la piel se pueden reducir fácilmente con la ayuda de dos ingredientes simples. La siguiente receta natural puede ayudarte a reforzar y rejuvenecer la piel.

A medida que somos cada vez mayores, la piel envejece y elementos naturales reducen su rigidez y elasticidad.

Afortunadamente, estos dos ingredientes pueden luchan contra las arrugas y la flacidez de la piel. Esta receta para el estiramiento de la piel ayuda en el endurecimiento y le da un aspecto más joven que va a durar por mucho tiempo.

El primer ingrediente es una clara de huevo. Los huevos son extremadamente beneficiosos y tienen un potencial para estirar la piel.

Por otro lado, los pepinos, naturalmente, regeneran la piel. Además, son ricos en antioxidantes, vitamina K y C, que destruyen los radicales libres que son la razón de la flacidez y las arrugas en la piel.

La sílice es uno de los ingredientes más importantes de los pepinos, que apoya de manera eficiente el crecimiento de los tejidos y previene las arrugas.

Método de preparación:

Pela el pepino y córtalo en dos mitades. Corta una de las mitades en trozos pequeños y ponlos en una licuadora. Mézclalos durante un par de minutos a velocidad media para preparar un puré.

A continuación, coloca un colador sobre un bol y cuela la pasta en él para drenar el jugo. Usa una cuchara para aplastar y extraer el resto del jugo. Añade la clara de huevo y mezcla bien.

Uso:

Aplica esta mezcla sobre las áreas donde la piel se deba apretar y déjala actuar durante 15 minutos. A continuación, lávate con agua fría.

Para obtener los mejores resultados, utiliza esta máscara facial 1 o 2 veces a la semana.