Morderte las uñas es una muestra de este rasgo de personalidad!



Morderte las uñas se piensa comúnmente que es un hábito nervioso.

Según una nueva investigación, el nerviosismo no es realidad la razón detrás de morderte las uñas y otros hábitos relacionados con el cuerpo.

En un estudio publicado en la revista Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry, la investigación sugiere que es en realidad el perfeccionismo que causa en ciertos individuos el hábito de morderse las uñas con los dientes!

"Creemos que los individuos con estas conductas repetitivas pueden ser perfeccionistas, lo que significa que no son capaces de relajarse y realizar tareas a un ritmo normal", dijo el autor del estudio, el Dr. Kieron O'Connor.

"Por tanto, son propensos a la frustración, la impaciencia y la insatisfacción cuando no alcanzan sus objetivos."

Así, en una manera indirecta, no es la ansiedad lo que estás tratando de sofocar al morderte las uñas; es la frustración.

El estudio

Los investigadores estudiaron a 48 participantes la mitad de los cuales son personas que participan regularmente en conductas repetitivas tales como morderse las uñas.

Los participantes completaron un número de encuestas que fueron diseñadas para probar el comportamiento organizacional y la regulación de las emociones.

Los resultados mostraron que los mordedores de uñas fueron identificados como perfeccionistas de organización. Según los informes de científicos americanos, el  "perfeccionismo de organización se caracteriza por una tendencia a sobre-planear, el exceso de trabajo y sentirse frustrados por la falta de actividad".

Los perfeccionistas se muerden las uñas para sentirse menos frustrados en el presente. Como era de esperar, les ayuda a liberar un poco de energía reprimida.

El impacto del estudio

A pesar de que parece una actividad relativamente inofensiva, morderse las uñas en realidad puede causar un poco de daño a largo plazo.

Morderse las uñas puede dar lugar a infecciones, dientes debilitados y la deformación de las uñas que induce la vergüenza, sugiere WebMD

Los resultados tienen el potencial de ayudar a los terapeutas a comprender mejor a sus pacientes y lo que provoca su comportamiento.

"Estos hallazgos sugieren que los individuos que sufren de comportamientos repetitivos enfocados al cuerpo, podrían beneficiarse de los tratamientos diseñados para reducir la frustración y el aburrimiento, y modificar las creencias perfeccionistas," dijo Sarah Roberts, una de las autoras de estudio adicionales.

Más signos de perfeccionismo:

·         Piensas mucho en blanco y negro en términos de 'todo o nada'.

·         Eres muy duro contigo mismo.

·         Cuando no logras una meta, te deprimes.

·         Incluso cuando alcanzas una meta, el éxito no es suficiente para hacerte feliz.

·         Nunca inicias un proyecto hasta el momento "correcto", que a menudo no parece llegar.

¡Pero espera! Hay buenas noticias! Cuando se maneja correctamente, el perfeccionismo en realidad puede hacer que una persona sea increíblemente motivada y con talento.