Esta vitamina supera a la vacuna contra la culebrilla


La culebrilla, también conocida como Herpes Zoster, es una infección de un nervio y la piel que lo rodea. Es causada por el virus varicela-zoster, que también causa la varicela.

Prevención del Herpes zóster con vitamina C

La vitamina C fortalece el sistema inmunológico del cuerpo. Natural Health 365 informa que no sabemos de ningún virus que no pueda ser manipulado por el nutriente.

Es mucho más probable que ocurra en personas con un sistema inmunológico debilitado por una serie de factores.

Las vacunas han intentado y no han podido curar esta enfermedad, los ensayos clínicos indican que las vacunas sólo funcionan en el 51% de todos los pacientes.

Esto es aterrador si tenemos en cuenta los efectos secundarios de la vacuna, que incluyen:

·         Dolor en las articulaciones y músculos

·         Dolores de cabeza

·         Erupciones en la piel

·         Problemas respiratorios

·         Dolor de garganta

·         Inflamación de las glándulas

Si comparamos esto con los beneficios de la vitamina C, que se ha demostrado en estudios que reduce la incidencia y gravedad de enfermedades como el herpes en casi todos los pacientes con efectos secundarios mínimos.


Tratamiento de herpes zóster y la vitamina C

En la década de 1940, un médico llamado Frederick Klenner descubrió una increíble característica de la vitamina C.

Comenzó cuando él administro a los pacientes de herpes entre 2.000 y 3.000 mg de vitamina C por inyección cada 12 horas. También insistió en que sus pacientes bebieran 1.000 mg de vitamina C en el jugo de frutas.

Luego de 2 horas, 7 de los 8 pacientes informaron que no tenían ningún dolor y sintieron un alivio total. Después de tan sólo 72 horas, las ampollas de cada paciente se habían curado.

Ten en cuenta que esta condición se supone que es debilitante y dura en un promedio de 3 a 5 semanas.

También hay que tener en cuenta que las únicas "soluciones"  aprobadas por la industria médica para la culebrilla existente son analgésicos y antibióticos, en otras palabras, la gestión de los síntomas en comparación con el tratamiento.

"La vitamina C se conoce como un antioxidante que dona o cede sus electrones," dice el Dr. Thomas E. Levy. "Por otra parte, una toxina, una infección o cualquier cosa que causa un síntoma médico en el cuerpo es un resultado del estrés oxidativo o debido a la falta de electrones."

Esto es especialmente efectivo cuando se trata de infecciones agudas virales como el herpes zóster.

Además de revertir el daño causado por el herpes zóster, la vitamina C también detiene la replicación del virus.

¿Cuál es la cantidad de vitamina C que se necesita?

La dosis recomendada para niños (a través de cápsulas) se elabora haciendo coincidir su edad en gramos. Así, por ejemplo, un niño de 3 años de edad, tomaría 3.000 mg al día, esto continúa aumentando hasta 10.000 mg, el máximo para los niños mayores.

El Dr. Klenner recomienda a los adultos tomar tanta vitamina C como su cuerpo les permita, sin sufrir efectos secundarios. Obviamente, esto varía de persona a persona, dependiendo de la forma del cuerpo, el tamaño y la salud.

Los efectos secundarios de la vitamina C en dosis altas son leves e incluyen:

·         Diarrea

·         Náusea

·         Vómitos

·         Calambres

Dicho esto, asegúrate de consultar con tu médico antes de seguir este consejo para asegurarte de que el suplemento que deseas tomar es adecuado para ti.

¿Por qué la vitamina C no es vista por expertos médicos como para el herpes zóster?

Cuando se piensa que la vacuna contra la culebrilla más vendida genera a las grandes farmacéuticas más de $ 756 millones de dólares anuales, por qué iban a tratar de vender un tratamiento de vitaminas y no vacunas, estaría lejos de ser tan rentable.

La FDA ya está tomando medidas para hacer que la adquisición de la vitamina C inyectable sea difícil.

No es algo sorprendente. Los productos farmacéuticos que matan a millones de personas al año son totalmente legales y están ampliamente disponibles, mientras que las soluciones naturales se mantienen ocultas al público.

Fuente: