Cómo desintoxicar cada órgano para nunca estar enfermo o cansado de nuevo



Numerosos sistemas y órganos que son esenciales para mantener la salud se encuentran en nuestros cuerpos. Esta es la razón por la que debemos tener buen cuidado de nuestro cuerpo y darle lo que necesita.

Una dieta adecuada y ejercicio regular son las mejores maneras de cuidar de nuestro cuerpo. Pero, sin embargo, hay algunos pasos adicionales que pueden ayudar a mantener nuestra salud. Con el tiempo, el estrés, la inactividad y la mala alimentación pueden resultar en fluidos espesos y órganos obstruidos.

Por lo tanto, es de gran importancia una vez al año restablecer tus órganos y desintoxicar tu cuerpo.

Estos son los 7 sistemas y órganos más importantes y cómo hacer para desintoxicarlos:

Vesícula biliar

La vesícula biliar y el hígado son de gran importancia para la digestión apropiada. Cuando el cuerpo está lleno de toxinas, la bilis en la vesícula biliar que se libera desde el hígado puede llegar a ser más concentrada.

Esto puede obstruir la vesícula biliar y dar lugar a cálculos biliares y dolor. Por lo general, las personas que tienen niveles altos de colesterol y una dieta alta en grasas sufren de cálculos biliares.

Sin embargo, los cálculos biliares pueden ser causados ​​por la pérdida de peso demasiado rápida, saltarse las comidas, o no comer suficiente fibra.

Es muy importante evitar los alimentos ricos en grasas, comer suficiente fibra, y mantenerse hidratado. Además, la ingesta de menta y el cardo de leche a diario pueden ayudar a tu vesícula biliar.

 Hígado

El hígado regula el colesterol y las hormonas, y almacena vitaminas, glucógeno, y hierro. Además, desintoxica la sangre y metaboliza el alcohol y las drogas.

El uso normal de medicamentos con  prescripción, el exceso de consumo de alimentos procesados ​​y el alcohol pueden saturar el hígado, e impedir su función.

Y, sin la correcta función del hígado somos más propensos a la enfermedad crónica y la sobrecarga tóxica.

Con el fin de limpiar tu hígado, es necesario evitar el alcohol, alimentos procesados ​​y alimentos con alto contenido de azúcar. Asegúrate de comer: comino, tomate, cúrcuma, jengibre, remolacha, limón, verduras crucíferas, pimienta y ajo. Por otra parte, puedes utilizar la raíz de diente de león, alcachofa, raíz de bardana, y algunas hierbas de cardo de leche.

Riñones

Estos dos órganos tienen una forma de grano y son responsables de la filtración de los residuos y toxinas de la corriente sanguínea. Además, equilibran minerales del cuerpo, producen hormonas y ayudan a regular la hidratación. Las Bananas, kiwi, limón, remolacha, ciruelas, naranjas y uvas son alimentos que son ricos en potasio y te pueden ayudar en la limpieza de los riñones.

Puedes desintoxicar  tus riñones con infusiones de hierbas como el jengibre, cola de caballo, raíz de diente de león, vara de oro, y uvas.

Además, cuando se trata de infecciones del tracto urinario, los arándanos se consideran como muy eficaces debido a los nutrientes que contienen, conocidos como quinina que se convierte en ácido hipúrico. Tiene la capacidad para prevenir los cálculos renales en la limpieza de la acumulación de exceso de urea y ácido úrico en los riñones.

Sangre

La sangre transporta oxígeno y nutrientes a cada célula del cuerpo y recoge sus desechos para su procesamiento, lo que hace que sea uno de los líquidos más importantes en el cuerpo. Lleva todo lo  esencial que nuestro cuerpo necesita para poder  tener una función adecuada, y esta es la razón por la que debe ser desintoxicada.

La mala dieta y la edad pueden ser la causa de que las arterias se vuelven menos flexibles y se llenen de placa, lo que limita la circulación sanguínea y poner tensión en tu corazón.

Cuando no hay un correcto funcionamiento de los riñones y el hígado, hay exceso de toxinas en la sangre, los cuales son enviados a los órganos principales.

Por lo tanto, es de gran importancia comer arándanos, remolacha, limones, ajo, verduras de hoja verde oscuro, etc.

Puedes usar remedios herbales incluyendo raíz de sello de oro, sanguinaria, acedera de oveja, cayena, la uña de gato, raíz de bardana, trébol rojo, etc.

Linfa

La linfa es un fluido rico en grasa y proteína que fluye a través del sistema linfático. La linfa es responsable de llevar a las células blancas vitales de la sangre que son capaces de luchar contra las infecciones. La función linfática adecuada depende de los movimientos como el yoga, caminar, etc.

Evita los alimentos procesados ​​y bebe mucha agua con el fin de limpiar el sistema linfático. Además, puedes eliminar las toxinas del cuerpo mediante suaves masajes a los ganglios.

Intestinos

El sistema digestivo convierte los alimentos que comemos, procesa los residuos de comida, los elimina del cuerpo, y transfiere cualquier valor nutricional de dicho alimento de nuestras células. Los intestinos son esenciales para el funcionamiento general del organismo.

Se considera que algunos alimentos pueden causar una acumulación de mucosidad o también algunos de ellos pueden pegarse en los intestinos. Ambos pueden causar inflamación y la acumulación de toxinas que entran en el torrente sanguíneo.

Esto puede resultar en el aumento de peso, la falta de energía, fatiga y dolor de cabeza. El estreñimiento puede causar efectos dañinos sobre el sistema nervioso.

Debes tratar con la grosella espinosa de india o Triphala con el fin de limpiar el colon de toxinas. Los enemas de café también pueden ser de gran ayuda para una limpieza de colon y el hígado. Se recomienda aumentar la ingesta de agua, consumir kéfir, jengibre, magnesio, ajo, carbón activado o arcilla bentonita.

  Páncreas

El páncreas es responsable de la producción y la liberación de la insulina (la hormona que regula el metabolismo de la glucosa), evitando así el exceso de aumento de azúcar en la sangre.

En el momento cuando la grasa se obstruye el páncreas, ya no es capaz de producir suficiente insulina que puede regular el azúcar en la sangre. Esto se considera como una de las principales causas de la diabetes.

Además, la inflamación puede obstruir la función apropiada del páncreas. Esta es la razón por la que tu dieta debe contener más alimentos anti-inflamatorios como la cúrcuma, limón y piña.


Fuente de la imagen del día: familylifegoals.com