La cura para el reflujo ácido, ardor de estómago y la hinchazón que los doctores no piensan prescribirte



Si alguna vez has experimentado una sensación de ardor después de una comida, puedes estar sufriendo de reflujo ácido, que es una de las señales del cuerpo de que algo podría estar mal.

Vamos a explicar la importancia del ácido gástrico y a sugerir algunas maneras de mantener los niveles de ácido en el estómago.

Estos ácidos ayudan a la digestión, que es el proceso de descomposición del alimento en moléculas que pueden ser eliminadas o absorbidos por el cuerpo. Se utilizan en la creación de nuevas células y energía.

A pesar de que su función recibe ayuda de los dientes y otras partes del cuerpo, estos ácidos soportan la carga más pesada de la digestión. Se trata sobre todo de la pepsina y el ácido clorhídrico, hechos por las células parietales del estómago.

El ácido clorhídrico es el ácido primario, que desempeña un papel importante en la absorción de minerales esenciales como el hierro, sodio, y magnesio. Por otro lado, la pepsina es una enzima que descompone las proteínas y se activa por el ácido clorhídrico.

En la mayoría de los casos, el reflujo ácido está relacionado con altos niveles de ácido del estómago, por lo que estos problemas suelen resolverse mediante un antiácido que neutraliza el ácido.

Sin embargo, esto puede no ser el tratamiento adecuado, ya que, según un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association, existe una fuerte relación entre los inhibidores de los antiácidos y la demencia.

En realidad, los antiácidos tratan la hiperacidez, pero el reflujo ácido es una deficiencia de ácido del estómago, o "hipoclorhidria", por lo que a la falta de él, la comida permanece en el estómago y se fermenta, lo que conduce a gases que afectan al esófago y causa acidez estomacal.

Los niveles bajos de ácidos estomacales pueden ser el resultado de varios factores, incluyendo:

·         Comer en exceso y comer demasiado rápido

·         La ingesta excesiva de proteínas (especialmente carne roja), los alimentos grasos y alimentos refinados, productos lácteos.

·         El alcohol y las bebidas carbonatadas.

·         Fumar, ya que afecta a la digestión, y desacelera la curación de revestimiento del estómago.

·         El estrés prolongado.

Si alguien con niveles bajos de ácidos del estómago toma un antiácido, su sistema digestivo y poderes defensivos se debilitan. En el caso de que el alimento no se descomponga de manera apropiada, el cuerpo carece de nutrientes importantes, lo que debilita el sistema inmunológico, y conduce a diversas enfermedades.

A saber, el ácido del estómago es una de las primeras y más fuertes armas de defensa contra virus y bacterias dañinas. Por ejemplo, destruye H. Pylori, llevándolo a niveles bajos, pues al prosperar conduce a las úlceras.

La Hipoclorhidria conduce a numerosos síntomas, como hinchazón, ardor de estómago, reflujo ácido, estreñimiento.

Esta es simplemente la forma de poner a prueba los niveles de ácido gástrico en el hogar:

Betaína HCL

Es una sustancia química natural de la remolacha que mejora los ácidos del estómago. Según la investigación, los niveles de ácido clorhídrico del estómago se reducen con la edad a partir de los 21 años. Ambos médicos y naturalistas recomiendan su uso en el caso de hipoclorhidria. También trata la cándida, problemas de tiroides, acné, y los cálculos biliares.

La prueba

Esta simple prueba muestra de manera efectiva si se reducen los niveles de ácido en el estómago.
Sin embargo, antes de que la lleves a cabo, consulta a tu médico y no tomes betaína HCL en caso de que uses medicamentos antiinflamatorios como la aspirina y el ibuprofeno. Por otra parte, en caso de tener un historial de úlceras o gastritis, no debes realizar la prueba.

Inicialmente, compra de clorhidrato de betaína en una tienda de alimentos saludables. Es asequible, con un costo de $ 0,06 a $ 0,09. A continuación, toma una cápsula en la primera comida. Si sientes dolor, malestar o una sensación de calor en el estómago después, detén la prueba. Esto significa que tiene niveles de ácido estomacal sanos.

Si no experimentas alguno de estos síntomas, continúa con la prueba, y aumenta la dosis a una cápsula en la próxima comida. De nuevo está atento si experimenta tales sensaciones. Ve a un máximo de 7 cápsulas en una comida.

Si eres capaz de consumir más de una cápsula después de una comida, esto significa que tienes hipoclorhidria. Su gravedad se determina por el número de cápsulas que puedas tomar. En caso de experimentar los síntomas más allá de una sola cápsula, puedes tomar betaína HCL en dosis reducidas.

El consumo de alimentos integrales combinados con betaína HCL trata los problemas digestivos, y restauran la salud de los ácidos del estómago. Además, asegúrate de evitar o limitar la ingesta de alimentos transgénicos y procesados, ​​y el uso de drogas farmacéuticas.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.

Fuentes y Referencias:


Otras fuentes incluyen enlaces en el artículo The Hearty Soul:


Fuente de la imagen del día: