Toma las semillas de sandía y ponlas a hervir, los resultados te darán una sacudida! (receta)



Las sandías son simplemente deliciosas, y en especial durante el verano! Por otro lado, todos tiramos sus semillas, y sólo unas pocas personas realmente las consumimos.

Sin embargo, la verdad es que están cargadas con beneficios para la salud, por lo que tan pronto como aprendas, nunca jamás las arrojaras a la basura de nuevo. A saber, las semillas de sandía son extremadamente útiles para la mejora de la función del sistema digestivo.

Cuando se consumen las semillas de la sandía, pasan a través del tracto digestivo y mejoraran inmediatamente la digestión. Sin embargo, con el fin de utilizar esta ventaja de las semillas de sandía, debes inicialmente cocinarlas, asarlas o molerlas. Tienen un alto contenido en nutrientes importantes, como fibra, que promueve una digestión saludable, combate las inflamaciones, trata a los parásitos intestinales, y la ictericia.

Por otra parte, estas semillas actúan como un diurético, por lo que el té fuerte semilla de sandía casera es extremadamente eficaz en el caso de emisiones de la orina y cálculos renales.

Además, estas semillas son ricas en el compuesto citrulina, un complejo orgánico con propiedades antioxidantes potentes. Es decir, ensancha los vasos sanguíneos y acelera y mejora su trabajo. Por lo tanto, es extremadamente útil en el caso de varios problemas de salud, como la aterosclerosis, la hipertensión arterial, y la angina de pecho.

Según los médicos, estas semillas ayudan a tratar y mejorar varios problemas de salud y condiciones, ya que mejorarán la función del corazón, aumentan la memoria y la concentración, mejoran las células musculares en el cuerpo, etc.

Las semillas de sandía son ricas en nutrientes saludables, incluyendo el magnesio, niacina, calcio, antioxidantes, vitamina C, hierro, vitamina B, vitamina A, manganeso, etc.

Esta es la forma de preparar el té casero de semillas de sandía y disfrutar de sus importantes beneficios para la salud:

Inicialmente, aplasta y muele 4 cucharadas de semillas de sandía fresca. A continuación, hierve en 2 litros de agua durante 15 minutos.

Bebe este té durante dos días, y luego toma un descanso de un día. Repite este ciclo durante un par de semanas.

Es aconsejable que recojas cantidades suficientes de semillas de sandía durante el verano, ya que es una fruta de temporada, y no se puede encontrar a lo largo de todo el año.

El té casero de semillas de sandía es muy saludable y su preparación es simple y fácil. Inténtelo tan pronto como sea posible y mejora tu salud y la salud de tu familia!

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.