La sal, pimienta y limón pueden resolver estos 9 problemas mejor que cualquier medicina



Estos no sólo son los ingredientes de tu aderezo para ensaladas. Puedes usar el poderoso combo como remedio casero.

Por otra parte, muchas personas en todo el mundo han utilizado el poder de ellos tres para tratar dolencias comunes. Podría ser que los fármacos convencionales son tan caros, que las personas tratan de buscar alternativas naturales?

Te damos algunos consejos sobre cómo tratar diferentes dolencias con la ayuda de sal, pimienta y limón:

1. Dolor de garganta

Combina una cucharada de jugo de limón fresco, ½ cucharadita de pimienta negra y una cucharadita de sal de alta calidad. Agita la mezcla en un vaso de agua tibia. Haz gárgaras varias veces al día para aliviar el dolor de garganta y la tos severa.

2. Congestión nasal

Combina partes iguales de semillas de pimienta negra molida, canela, comino y cardamomo, y muele bien todo en un polvo fino. Huele la mezcla, y verás cómo los estornudos aliviarán tu nariz tapada.

3. Cálculos biliares

Los cálculos biliares son depósitos duros de fluidos digestivos que se forman en la vesícula biliar. Estos bloquean el tracto digestivo, y causan un dolor insoportable. Los pacientes generalmente se someten a una cirugía para deshacerse de sus cálculos biliares.

Sin embargo, puedes tratar la enfermedad con remedios naturales. Combina 3 partes de aceite de oliva, 1 parte de jugo de limón y 1 parte de pimienta negra. Utiliza el remedio para disolver los cálculos biliares.


4. Problemas con las mucosas en la boca

Mezcla una cucharada de Sal del Himalaya en una taza de agua tibia. Mantén la solución en la boca después de las comidas para sanar las membranas mucosas de la cavidad oral. Esto te ayudará a deshacerte de las bacterias malas y a curar las llagas mucho más rápido.

5. Pérdida de peso

Añade un cuarto de cucharadita de pimienta negra, 2 cucharadas de jugo de limón fresco y una cucharada de miel cruda en un vaso de agua. Este elixir mejorará tu metabolismo. Los polifenoles en limones te mantienen en forma y mejoran la sensibilidad a la insulina, que es esencial en el proceso de quema de grasa.

6. Náusea

Calma tu malestar estomacal con pimienta negra. El olor de los limones alivia las náuseas. Combina una cucharada de jugo de limón y 1 cucharadita de pimienta negra. Agita la mezcla en un vaso de agua tibia. Disfruta de tu bebida lentamente hasta que notes cierta mejora.

 7. Dolor de muelas

Combina ½ cucharadita de pimienta molida y ½ cucharadita de aceite de clavo. Esta mezcla le aliviará el dolor de muelas. Usa hilo dental y cuidadosamente cepíllate los dientes dos veces al día. Corta el azúcar y los alimentos ácidos.

8. Resfriados y gripe

Toma el jugo de medio limón, y agrégalo a una taza de agua tibia. Esta bebida alivia los síntomas del resfriado. También puedes dejar la pulpa y la cáscara del limón en el agua durante 10 minutos o más. Luego,  agita la mezcla con una cucharada de miel cruda. Consume el remedio cítrico hasta que te sienta mejor.

9. Hemorragia nasal

Empapa un trozo de algodón en un poco de jugo de limón, y pégalo en tus fosas nasales. Inclina tu cabeza ligeramente hacia adelante, para que la sangre no gotee en la garganta. Esto también evitará las náuseas. La hemorragia nasal se detendrá casi al instante.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.

Fuentes: