Descubrimiento alarmante: el agua embotellada Dasani tiene los mismos ingredientes que se encuentran en inyecciones letales y fertilizantes



El agua es la bebida perfecta, un verdadero regalo de la naturaleza que es compatible con la vida en el planeta.

Es libre de calorías y contiene algunos minerales y cantidades reducidas de sodio. Sin embargo, las grandes empresas han encontrado una manera de echar a perder su pureza, y hoy en día, el agua incluye mucho más ingredientes dañinos de lo que crees.

Por otro lado, los clientes creen que el agua embotellada que compran solo contiene agua, o tal vez un poco de sal en pequeñas cantidades.

Sin embargo, el consumo de agua embotellada ha dado lugar a varios efectos negativos, y a pesar de los riesgos relacionados con los envases de plástico que filtran BPA, así como el efecto medioambiental negativo, también se ha descubierto que algunas populares marcas de agua embotellada contienen ingredientes extremadamente peligrosos.

Así, el Agua Dasani incluye dos compuestos sorprendentes: cloruro de potasio y sulfato de magnesio. Estos ingredientes son extremadamente perjudiciales para la salud, tal como se explica a continuación:

Cloruro de potasio

Esta sustancia está en una forma de polvo, de color blanco, y no tiene olor. Se disuelve en el agua antes de que se embotelle y se venda, y es invisible para el ojo desnudo.

Se utiliza comúnmente en muchos motivos no médicos, para la fertilización, por ejemplo. Sin embargo, también es una parte vital en las inyecciones letales, que cuando se inyecta directamente en el torrente sanguíneo y conduce a la muerte casi inmediata.

Los efectos secundarios de su ingestión incluyen náuseas, acidez, sabor amargo, dolor abdominal y diarrea. Puede ser especialmente perjudicial en el caso de daño renal, deshidratación, uso de diuréticos, y la enfermedad de Addison.

Sulfato de magnesio

El segundo ingrediente es también conocido como Sal de Epsom, que a menudo se aplica por vía tópica, para tratar cuestiones de hongos, tales como hongos en las uñas y pie de atleta.

Puede ser útil en algunos casos, ya que tiene propiedades medicinales potentes, pero su consumo es perjudicial en el caso de embarazo, lactancia, o si estás planeando quedar embarazada, ya que puede dar lugar a defectos de nacimiento, según la FDA.

La FDA también aconseja a los médicos dejar de recetarlo como un método para prevenir las convulsiones durante el embarazo, ya que se ha encontrado que dañar los huesos de un feto en desarrollo.

Después de la revisión de 18 estudios que investigaron las mujeres que ingirieron sulfato de magnesio durante 10 semanas, se indicó que un gran número de los bebés nacidos tenía defectos de nacimiento, fracturas de las costillas y huesos largos.

El sulfato de magnesio también puede conducir a otros graves efectos secundarios, tales como:

·         Mareo

·         Somnolencia

·         Latidos irregulares del corazón

·         Presión arterial baja

·         Debilidad muscular

·         Confusión

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.

Fuente: 


Otras fuentes incluyen enlaces en el artículo de The Hearthy Soul


Fuente de la imagen: