Cómo puedes utilizar granos de café para repeler insectos, fertilizar el césped y hacer otras tareas domésticas



Todos botamos las sobras del café, y terminan en la basura y se envían a un sanitario.

Sin embargo, puedes ser mucho más inteligente y utilizar el café molido de diversas maneras en tu hogar:

Fertilizante

Los granos de café están cargados con nitrógeno, lo que los hace un excelente fertilizante. Por lo tanto, mezcla de café molido con el suelo con el fin de estimular el crecimiento de microbios, y a medida que se descomponen, el nitrógeno proporcionará nutrientes para las plantas.

Los granos de café contienen ácido, pero es soluble en agua, por lo que lava el café, y serán un gran fertilizante.

Compost

Debido a las altas cantidades de nitrógeno, el café proporciona la energía necesaria a las bacterias en el compost, con el fin de romper los elementos orgánicos en el mismo.

Por lo tanto, aceleran el proceso de compostaje, y también eliminan el mal olor. Así que, sólo debe tirar café molido en el recipiente de compostaje.

Repelente contra mosquitos

Los granos de café se pueden utilizarse con eficacia como repelente de mosquitos e insecticida. A saber, los mosquitos detestan el fuerte olor a café molido y también se ha demostrado que destruye las larvas de mosquitos.

Con el fin de repeler a los mosquitos e insectos, debes distribuir café molido en el agua cerca de tu casa y en tu patio trasero. De esta manera, mataras las larvas adultas y mosquitos.

Por otra parte, con el fin de potenciar los efectos, también puedes colocar los granos de café en latas o papel de aluminio. Por otra parte, también puedes mezclar agua caliente con café molido, añadir esta mezcla en una botella con atomizador y rociar toda la casa y el patio.

Teñir la madera

Los granos de café también los puedes utilizar para teñir la madera tú mismo. Lo increíble de todo es que todo el procedimiento es muy simple, y tu madera obtendrá un tono y aspecto agradable y orgánico.

Debe reunir algunos restos de café molido en un recipiente, añadir un poco de agua hirviendo, y dejarlo reposar durante al menos 2 horas, o incluso durante toda la noche. A continuación, filtra los restos del café, y viértelos en otro recipiente.

A continuación, empapa un pincel en ella, y aplícalo generosamente a la madera. Después de la primera capa, espera 10 minutos y añade otra. Después de un par de veces, obtendrás el color deseado. Si la sombra necesaria debe ser más oscura, incluso puedes frotar los restos  del café para que sea más oscuro.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.


Otras fuentes incluyen enlaces en el artículo de The Hearthy Soul:


Fuentes de imágenes destacadas: