8 señales de advertencia de ansiedad crónica que la mayoría de las personas ignoran



La ansiedad crónica es una enfermedad real, cuyos síntomas incluyen nerviosismo persistente, inquietud, preocupación y tensión.

Este no es un problema regular y debe ser tratado adecuadamente, ya que va mucho más allá de tus situaciones de estrés y preocupaciones de todos los días. La ansiedad puede llegar a ser tan complicada que comienza a mostrar síntomas no sólo mentales y emocionales, sino físicos.

Estos son los ocho principales síntomas que se producen como resultado de la ansiedad crónica:

1. Dolor muscular

Cuando se trata de síntomas físicos, este es uno de los más importantes. El estrés y la ansiedad también pueden causar inflamación pura en los músculos.

2. Dolores de cabeza

El siguiente en la lista de los síntomas físicos son dolores de cabeza y migrañas, ocurriendo como resultado de la tensión muscular y el estrés. Si eres un consumidor regular de cafeína, puedes empeorar tu condición.

3. Fatiga

Perturbar el trabajo natural de las glándulas suprarrenales puede provocar fatiga, que es causada principalmente por la ansiedad y el estrés excesivo.

4. Problemas del aparato digestivo

El síndrome del intestino irritable y la digestión perturbada puede ser una consecuencia de la ansiedad crónica. Cuando el cerebro no funciona de forma estándar, la digestión también se interrumpe. La serotonina es producida por el tracto gastrointestinal, y cuando se obstruye la digestión, los niveles de serotonina son extremadamente reducidos.

5. Antojos de azúcar

Cuando tienen ansiedad, las personas tienden a recurrir al azúcar, ya que antes les traía placer. Sin embargo, el azúcar es gravemente perjudicial para la salud, y es, en ningún caso favorable para resolver los problemas de salud por ansiedad.

6. Problemas para dormir

El insomnio o proceso irregular para dormir puede ser un resultado de la ansiedad crónica. Dado que el cerebro está funcionando de forma rápida y piensas en exceso o trabajas en exceso de, el régimen de dormir puede verse afectado en el proceso.

7. Cambios de humor

La paciencia es una característica muy relacionada con la ansiedad crónica. Cuando el cuerpo y el cerebro están llenos de pensamientos negativos y preocupaciones, podrían dar lugar a explosiones emocionales.

8. Falta de concentración

La ansiedad tiende a cargar el cerebro con una gran cantidad de información innecesaria, por lo que centrarte donde lo necesitas, a menudo no se logra. Las miradas ajenas y melancolía es probablemente el resultado de la ansiedad crónica.

Esta condición puede ser tratada efectivamente con bastante facilidad, pero necesitas un reconocimiento inmediato y exige la incorporación de unos hábitos de vida equilibrados. Siempre puedes visitar a tu médico o simplemente haz estas cosas para ayudarte a sanar:

·         Reduce el consumo de cafeína

·         Duerme mucho

·         Participa en una dieta sana y correcta

·         Cesa el consumo de nicotina y alcohol

·         Entrena diariamente

·         Aprende técnicas para ayudar a relajar la respiración

·         Medita o haz yoga

·         Evita a las personas negativas y presta atención a tus relaciones

·         Descubre el origen de tu ansiedad y aléjate de esa persona o situación

·         Una conversación honesta siempre te puede traer paz y relajación, así que ve por ella



Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.

Fuentes y Referencias:

www.powerofpositivity.com, Artículo original de fuente


Fuente de la imagen: