14 señales de advertencia de que hay inflamación escondida en tu cuerpo (y la forma de deshacerte de ella)



Numerosos expertos médicos han señalado que la inflamación es la causa de numerosas enfermedades graves.

Puede causar gota, depresión, cáncer, enfermedad de Alzheimer, enfermedad autoinmune y más. Por lo tanto, como la inflamación crónica no puede ser controlada fácilmente, tratarse o prevenirse, todos debemos tratar de aprender cómo luchar contra ella.

El sistema inmune humano es un sistema excelente y complejo, cuyo objetivo principal es proteger el cuerpo y evitar la influencia nociva de las sustancias peligrosas. Uno de sus mecanismos es, de hecho, la inflamación.

Las inflamaciones pueden ser de dos tipos, crónicas y agudas.

En el caso de una lesión en los tejidos del cuerpo, las células producen productos químicos que conducen a la inflamación, y atraen a las células blancas de la sangre para ayudar a la situación y prevenir su propagación a través del cuerpo.

Por otro lado, cuando no se resuelve esta inflamación, se convierte en un tipo crónico. Por ejemplo, en un principio, el cuerpo está hinchado e inmóvil, se siente el dolor, y se intenta resolver el problema con el uso de analgésicos, pero esta terapia no abordará el tema correctamente.

Es necesario comprender que la principal causa de la inflamación en el cuerpo es en realidad nuestra exposición a numerosas toxinas, incluidas en la comida, en el aire que respiramos, en los productos que compramos, y así sucesivamente.

Nuestro sistema inmunológico no puede tomar toda esa carga, se agota, y causa una inflamación.

Por otra parte, la dieta americana estándar esta carga con alimentos inflamatorios, como el azúcar refinado, aditivos, productos químicos, gluten, trigo, colorantes artificiales y alimentos procesados, que estimulan la inflamación en el intestino. El consumo regular de estos alimentos conduce a efectos desastrosos para la salud.

Además, el estrés contribuye a la inflamación, y nuestros cuerpos se ven privados de los nutrientes necesarios.

Por lo tanto, es necesario conocer los síntomas más comunes de la inflamación en el cuerpo:

·         Presión sanguínea alta

·         Síndrome del intestino irritable (SII)

·         Acné

·         Distensión

·         Antojos de alimentos

·         Diarrea o estreñimiento

·         Úlceras

·         Atracones

·         Retención de agua

·         Dolor en las articulaciones

·         Rigidez

·         Aumento de peso inexplicable

·         Enrojecimiento

·         Fatiga constante

La inflamación provoca la aparición de numerosas enfermedades, como enfermedades del corazón, cáncer, diabetes, gota, depresión, demencia, alergias, enfermedades autoinmunes y enfermedades auto-inflamatoria, y el Alzheimer.

Por lo tanto, hay varias maneras de ayudar a tratar la inflamación y prevenir complicaciones posteriores.

Inicialmente, es necesario empezar a consumir alimentos anti-inflamatorios, tales como:

·         Aceite de oliva

·         Ajo

·         Jengibre

·         Remolacha

·         Nueces y semillas

·         Tomates crudos

·         Pescado grasoso

·         Verduras de hoja verde

·         Aceite de coco

·         Pimentón

·         Jugo de cerezas

·         Cúrcuma

·         Bayas

·         Hiervas

·         Hongos

·         Tés

Por otra parte, debes tomar regularmente probióticos, y reducir la ingesta de alimentos inflamatorios, incluyendo:

·         Alimentos procesados

·         Lácteos

·         Carnes procesadas

·         Azúcares refinados

·         Grasas trans

·         Gluten

·         Sodas

·         Manteca de cerdo

·         Carbohidratos simples

·         Cafeína

Con el fin de reducir la exposición a las toxinas que ponen en peligro tu salud y llevan a la inflamación, también debes eliminar las toxinas que se encuentran a tu alrededor, y evitar los alimentos fritos, alcohol, alimentos enlatados, el tabaquismo, el moho, las grasas trans, y el plástico.

Por otro lado, asegúrate de consumir suficiente agua, ya que la hidratación adecuada es una necesidad con el fin de mantener una buena salud. También, asegúrate de reducir el estrés, mediante el ejercicio regular, la meditación, la risa, la aromaterapia, masajes, la música, así como la ingesta de chocolate negro, el ginseng, y todo lo que relaja la mente y el cuerpo.

Es de gran importancia tener regularmente una buena noche de sueño, con el fin de suministrar suficiente energía para las tareas diarias. Es de gran ayuda consumir cúrcuma, ya que es uno de los alimentos anti-inflamatorios más potentes del planeta.

También aquí hay dos recetas de batidos que te ayudarán a deshacerte de la inflamación:

Batido de cúrcuma

Ingredientes:

·         ½ taza de helado piña o mango

·         1 plátano

·         1 taza de leche de coco

·         1 cucharadita de semillas de chía

·         ½ cucharadita de jengibre

·         ½ cucharadita de canela

·         ½ cucharadita de polvo de cúrcuma

·         1 cucharadita de polvo de raíz de maca (opcional)

Método de preparación:

En la licuadora, coloca todos los ingredientes y mézclalos bien hasta obtener una mezcla suave. Debes beberlo de inmediato!

Jugo anti-inflamatorio. Receta

Ingredientes:

·         2 manzanas verdes

·         2 hojas de col rizada

·         2 hojas de acelga

·         2 nudillos de cúrcuma

·         1 nudillo de jengibre

·         ¼ de aceite de semilla de cáñamo

·         1 cucharada de vinagre de sidra de manzana

Método de preparación:

En tu exprimidor, mezcla las verduras, la cúrcuma, el jengibre, la col rizada, y repollo. A continuación, vierte el jugo resultante en un vaso y añade el vinagre de sidra de manzana y el aceite de semilla de cáñamo. Revuelve bien, y disfruta! Este es sin duda el más delicioso jugo antiinflamatorio alguna vez hayas probado.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.

Fuente: fitlife.tv