Un hombre bebió 8 botellas de agua de coco al día, esto es por lo que terminó en una sala de emergencias



El alto contenido de potasio en el agua de coco, es una de sus beneficios para la salud más valiosos, pero puede causar daño a tu salud, al mismo tiempo.

Un estudio bajo el título "Muerte por coco", publicado en la revista Circulation, contiene el trabajo de Justin Hakimian, MD, y su equipo en el Departamento de Cardiología, Hospital de Queens,Nueva York.

En su informe, representa el caso de un hombre de 42 años de edad que experimentó ritmos anormales del corazón y desmayos frecuentes después de consumir una gran cantidad de agua de coco, debido a los niveles extremadamente altos de potasio. Este hombre pasó su día jugando al tenis en temperaturas superiores a 90 ° C, y consumió 8 botellas de 11 onzas de agua de coco.

De repente, se sintió mareado y perdió el conocimiento. Debido a su estado de debilidad, una ambulancia lo llevó a la sala de emergencias, y se encontró que tenía una frecuencia cardíaca baja, presión arterial baja, y estaba completamente desorientado.

Peligros de un exceso de potasio


Este desafortunado hombre experimentaba los signos clásicos de un exceso de potasio en la sangre. El cuerpo necesita un delicado equilibrio de potasio para ayudar al corazón y otros músculos a funcionar correctamente.

La mayoría de los estadounidenses consumen muy poco potasio, que se encuentra principalmente en frutas y verduras. Sin embargo, el consumo de una gran cantidad en un período relativamente corto de tiempo, puede conducir a cambios peligrosos, y posiblemente mortales, en el ritmo cardíaco.

Los niveles elevados de potasio conducen a cambios en el ritmo cardíaco que amenazan la vida, así como la fibrilación ventricular, que es un estado de emergencia en los que las partes inferiores del corazón se agitan con un aumento de la velocidad en lugar de bombear la sangre. Si esta condición no es tratada a tiempo, puede causar que el corazón deje de latir, en última instancia conduce a la muerte.

Por lo tanto, el Instituto de Medicina ha establecido una ingesta diaria adecuada de potasio en 4.700 mg para los adultos, pero no se ha fijado el límite superior, por lo que todavía no está claro la cantidad de potasio que se puede consumir con seguridad. Sin embargo, se ha encontrado que en altas cantidades, puede ser mortal.

Las cantidades de potasio pueden incrementarse debido a la excreción reducida, el consumo excesivo, o una combinación de ambos.

Sin embargo, los niveles excesivamente altos de potasio son especialmente peligrosos en el caso de ciertas condiciones médicas, o en el caso de usar algunos fármacos específicos, los cuales, además, elevan los niveles de potasio.

Por otra parte, los niveles de potasio pueden ser elevados debido a:


·         Desgaste del tejido muscular (rabdomiolisis)

·         Descomposición de los glóbulos rojos (hemólisis)

·         Diabetes no controlada

·         Enfermedad de Addison (insuficiencia suprarrenal)

·         Medicamentos como los betabloqueantes, inhibidores de la ECA, y algunos antibióticos como la penicilina

·         Quemaduras y traumas

·         Enfermedad del riñón

En el hombre cuyo caso se ha explicado en el estudio se descubrió descomposición del tejido muscular (rabdomiolisis). Esta condición es el resultado de un esfuerzo muscular como consecuencia del ejercicio de resistencia, ejercicios vigorosos, y ejercicios en condiciones de calor y humedad.

Esta condición conlleva a daño renal. Según los médicos, el paciente habia consumido 5.500 mg de potasio a través de las 8 porciones de agua de coco, por lo que el potasio en ellas, añadido al de potasio liberado de las fibras musculares después de los partidos de tenis prolongados, lo llevo a su hospitalización.

Por suerte, este hombre se recuperó con un marcapasos temporal, y tres días en el hospital. El trabajo de su corazón se normalizó, se regularon los niveles de potasio y los riñones y los músculos empezaron a funcionar correctamente de nuevo.

Los peligros que los niveles altos de potasio suponen para las personas como resultado del consumo de una gran cantidad de agua de coco, ha sido discutida en muchos otros estudios también.

Las personas con enfermedades renales o problemas del corazón deben evitar el consumo excesivo de agua de coco, especialmente después de una deshidratación severa. Esto incluye los casos en los que el cuerpo pierde electrolitos, debido a entrenamientos prolongados, deportes bajo el calor, o diarrea severa.

La razón de esto es que la concentración y electrolitos en el agua de coco no están en un equilibrio perfecto para rehidratar el cuerpo correctamente en tales situaciones.

Por otra parte, el agua de coco es muy beneficiosa para la mayoría de personas. Esta bebida natural hidrata el cuerpo, calma la sed, y proporciona altas cantidades de minerales, vitaminas y fitonutrientes. 

El agua de coco también sirve para tratar eficazmente la presión arterial alta.

Por lo tanto, debes limitar la ingesta de la misma a un par de porciones diarias y disfrutar de sus beneficios. Por otra parte, los no atletas deben beber agua del grifo como la mejor bebida durante y después del ejercicio.

Fuente / Referencia: 


Otras fuentes incluyen enlaces en Family Life Goals: www.naturalhealthadvisory.com, artículo de fuente original

Fuente de imágenes destacadas: