Ella remojo sus pies en enjuague bucal y cuando leas el por qué, vas a hacer lo mismo de inmediato!




La mayoría de ustedes seguramente han experimentado algún tipo de problemas en los pies en su vida, y son muy conscientes del hecho de que los numerosos productos ofrecidos en el mercado a veces pueden dejar de ofrecer resultados satisfactorios, o simplemente necesitan demasiado tiempo.

Sin embargo, vamos a ofrecer algunos trucos sencillos, pero muy eficaces para ayudarte a tratar todo tipo de problemas en los pies, de forma completamente natural, con ingredientes que ya están en tu cocina.

Con el fin de curar las infecciones por hongos, debes remojar regularmente los pies en enjuague bucal durante media hora. A saber, el enjuague bucal tiene ingredientes efectivos, como el alcohol, que trata las infecciones. Por otra parte, remojar las manos en el enjuague bucal también trata las infecciones por hongos.

Es decir, puedes utilizar las cebollas para curar los callos en los pies. Todo lo que necesitas hacer es empapar un trozo de cebolla gruesa en vinagre y aplicarlo en la parte inferior del pie. A continuación, ponte los calcetines. Repite este procedimiento cada noche hasta que obtenga los resultados deseados. Los callos se ablandaran y serán fáciles de quitar.


En el caso de las ampollas, te beneficiarás mucho del uso de antitranspirantes. Pueden causar un poco de dolor, pero va a secar el área de la ampolla y acelerará su curación.

Este es un método es muy eficaz como los chiles son ricos en capsaicina, que reduce la hinchazón y calma los nervios. Por otra parte, también puedes utilizar sal con el fin de aliviar el dolor causado por los juanetes, ya que la sal es rica en sulfato de magnesio que reduce la inflamación y alivia el dolor.

En el caso de gota, debes evitar por completo o reducir significativamente la ingesta de azúcar, ya que está vinculada a la gota. Por otra parte, puedes tratar la inflamación mediante el consumo de cerezas y fresas, así.

También, debes utilizar ajo en el caso de pie de atleta. Todo lo que necesitas hacer es colocar un pedazo pequeño de ajo entre los dedos de los pies, y dejarlo actuar durante 24 horas.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.