El jengibre envuelto, se usa para tratar la tos fuerte y eliminar el moco de los pulmones en una sola noche, es especialmente bueno para los niños! Recetas para cada ocasión




Aunque la tos y los resfriados son inofensivos, hay algo realmente irritante sobre la tos y los estornudos todo el tiempo. La tos hace que sea difícil para nosotros concentrarnos, además de que molesta a todas las personas que nos rodean.

Independientemente de lo desagradable que puede ser, es bastante fácil tratar un resfriado durante todo el día. Sin embargo, se convierte en una pesadilla real durante la noche, especialmente porque te mantiene despierto ati y a tú pareja hasta que salga el sol. Los niños tienen un sistema inmunológico débil, por lo que son más propensos a la tos y los resfriados.

Los jarabes para la tos son dulces y sabrosos, pero lo único que hacen es suprimir las vías de señales en el cerebro que provocan la tos severa. La mayoría de los jarabes contienen codeína y dextrometorfano. Estos ayudan a conciliar el sueño, y vienen envueltos con efectos secundarios como la somnolencia, dolor de cabeza y la taquicardia.


Nosotros sugerimos que intentes remedios naturales hechos en casa en lugar de ahogarte en jarabes para la tos.

Su majestad, envolturas de miel y jengibre

La miel es un remedio común para muchas dolencias, incluyendo tratamientos de la piel seca y desintoxicación general. Sin embargo, también se puede utilizar para aliviar el resfriado, ya que tiene la capacidad para expulsar el moco de los pulmones. El tratamiento de la tos de esta manera es seguro para adultos y niños.

Haz tus propias envolturas de jengibre y miel para aliviar los resfriados persistentes

Preparar tus propios rollos de miel y jengibre tarda muy poco tiempo, y necesitas unos pocos elementos simples. Algunos como el uso de papel de aluminio para tus envolturas.


·         Miel
·         Aceite de coco
·         Servilletas
·         Gasas
·         Harina
·         Vendaje

Pasos de aplicación:

1. Mezcla harina y miel hasta obtener  una pasta, pero trata de no tocarla. Rocía en un poco de aceite de coco, añade jugo de jengibre fresco a la pasta de miel y revuelve la mezcla de miel en harina.
2. Transfiere la mezcla resultante a una servilleta, y envuelve usando una gasa.
3. Aplica la envoltura en el pecho o en la espalda, y asegúrala con un vendaje. Te puedes poner la pijama e ir a la cama.
4. Si es tu hijo quien recibe el tratamiento, mantén la envoltura en el pecho durante 2 o 3 horas antes de acostarlo.

Los adultos pueden mantener la envoltura toda la noche hasta la mañana. Ten en cuenta que este tipo de tratamientos causan sudoración excesiva. Este tratamiento para aliviar la tos no tiene efectos secundarios, pero ten cuidado cuando lo utilices en los niños, ya que mantener la envoltura en su piel suave durante demasiado tiempo, puede causar efectos desagradables.

Rachel Lim, de Singapur, es una madre valiente que utiliza este tipo de envolturas en su hijo. Ella compartió esta experiencia en su perfil de Facebook, lo que confirma su gran eficacia.
Sus envolturas fueron hechas con papel aluminio.

"Por lo general, 2 o 3 horas durante el sueño del bebé, empezaba a toser profusamente y se quejaba. Ayer por la noche coloque el papel de aluminio sobre él, manteniéndolo durante 4 horas, y no escuche nada de él, no había congestión nasal, no tenía flema, ni un sonido! A lo largo de la noche, no escuche ni una sola tos de él. "

El jengibre, es igual que la miel, se usa en gran cantidad de aplicaciones en los tratamientos tradicionales para la tos. Alivia el dolor de garganta, y también alivia la congestión del pecho.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.