Bicarbonato de sodio y miel: remedio que destruye incluso la enfermedad más grave



El bicarbonato de sodio neutraliza las células cancerosas anormales e inhibe su crecimiento, haciéndolas incapaces de utilizar el azúcar. Si por casualidad no lo sabías, las células cancerosas utilizan 15 veces más glucosa, en comparación con las células normales en el cuerpo.

La miel y el jarabe de arce tienen un efecto diferente en las células cancerosas. Ellos atraen a las células cancerosas por el azúcar, lo que permite que el bicarbonato de sodio entre en las células mortales y desencadenando su muerte.

Ingredientes:

  • Bicarbonato de sodio
  • El jarabe de arce / miel


Preparación:

Usa tres partes de jarabe de arce o miel y una parte de bicarbonato de sodio puro. Revuelve hasta que ambos ingredientes estén bien combinados. Cocina la mezcla resultante a fuego lento durante 10 minutos. Tu remedio está listo para su uso.

Dosificación:

Toma 3 cucharaditas de la solución durante todo el día. Utilízala durante un mes.

Elimina la carne, el azúcar y la harina blanca. Estos ingredientes pueden afectar la eficacia de este tratamiento.