Si te lavas la cara con aceite de coco y bicarbonato de sodio 3 veces por semana durante un mes esto le sucede a tu cara




Para tener una piel sana en la cara debes lavarla por lo menos 2 veces al día. Como ya sabemos en el mercado existen diferentes tipos de productos de limpieza y muchos de ellos contienen productos químicos nocivos que pueden irritar la piel.

Por lo tanto, si decides comprar una de estas cosas por ser mejores, lee la etiqueta siempre antes de dar dinero en efectivo. Pero, a veces ni siquiera se pueden pronunciar la cosa escrita en la etiqueta o las estás viendo por primera vez en tu vida.

Bueno, esto significa que el producto es cargado con productos químicos y es el momento para que puedas iniciar la búsqueda de una alternativa adecuada. Puedo ayudarte ahora y te presentare un remedio casero para la correcta limpieza de tu piel.





Después de probar esto te olvidarás de todos los productos en el mercado. Ya que tiene los ingredientes mágicos en casa. Ambos son muy potentes y eficaces:

1. Bicarbonato de sodio - a menudo se utiliza como blanqueador de los dientes y, a menudo puede equilibrar los niveles de pH. Previene el acné y actúa como limpiador profundo y un agente desodorante.

2. El aceite de coco - todo el mundo sabe que el aceite de coco posee diferentes beneficios para la salud y que puede ser usado a menudo como tratamiento contra cualquier problema. Tiene propiedades antibacterianas y puede ser útil para los diferentes tipos de piel problemática. Después de mezclar el aceite de coco con bicarbonato de sodio, la dureza de la soda se reducirá y hará que tu piel sea perfecta.

La receta es muy simple y fácil de hacer. Sólo debes seguir los simples pasos abajo  en el video y después de verlo comienza con esta práctica inmediatamente.

¿Cómo hacer un exfoliante facial de aceite de coco y bicarbonato de sodio:

Necesitarás:

·         Aceite de coco
·         Bicarbonato de sodio
·         Un tazón y una cuchara

Vierte una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio en el recipiente y utiliza tu cuchara para romper los trozos grandes.
Añade la misma cantidad de aceite de coco a tu tazón.
Revuelve hasta que se mezclen.
Funde la mezcla (En otro recipiente calienta agua hasta que hierva, y luego pon el recipiente con la mezcla en el agua caliente y espera hasta que esté totalmente derretida)
Ahora pon la mezcla en el congelador durante 5 o 10 minutos.
Después de 5 o 10 minutos, las mezcla se vuelve gruesa y se puede utilizar como un exfoliante facial que hará que tu piel se sienta muy suave!


Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.